¿Por qué River tiene un problema financiero?

Fuente: twitter oficial River Plate

El Millonario atraviesa diferentes dificultades en los últimos años.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/08/11/por-que-river-tiene-un-problema-financiero/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-11T21:02:15-03:00">agosto 11, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-11T21:02:16-03:00">agosto 11, 2019</time></a>

A diferencia de lo que muchas veces se dice de forma equivocada, River no padece problemas económicos, sino financieros. Esto se debe a que el Millonario posee un plantel lo suficientemente cotizado para que con una serie de ventas logre sanar los problemas financieros.

Pero la realidad indica que en el día a día, el club de Núñez atraviesa algunas dificultades. Sin ir más lejos, La Banda no pudo abonar la primera cuota de la transferencia correspondiente de Fabrizio Angileri, lateral que llegó proveniente de Godoy Cruz.

El Tomba intimó en los últimos días al Millonario por este tema, ya que mandó una carta documento porque el club no pagó en tiempo y forma la primera cuota correspondiente a la transferencia del defensor, la cual venció el pasado 31 de julio. Desde Mendoza aseguran que no vieron un centavo de los US$ 743.333 que tenían que recibir.

El problema principal a nivel financiero se produjo luego de invertir alrededor de 20 millones de dólares en enero de 2018 para sumar a Lucas Pratto, el pase más caro de la historia de River, Franco Armani, Juan Fernando Quintero y Bruno Zuculini. Si bien el mediocampista colombiano llegó a prestamo, el mismo año se hizo uso de la opción de compra.

Mientras que la única venta del conjunto dirigido por Marcelo Gallardo en 2018 fue la de Marcelo Saracchi al Leipzig del fútbol alemán. En los últimos días se conoció que Milan está interesado en Lucas Martínez Quarta. El jugador posee contrato con la institución millonaria hasta el 30 de junio del 2021 y una cláusula de rescisión de 22 millones de euros. La intención de La Banda es mantener el plantel, pero también la dirigencia necesita vender un jugador para equilibrar las financias.

Es decir que no solo se gastó más de lo que ingresó en esos mercados de pases, sino que además River tiene que invertir una gran cantidad de dinero para mantener el plantel y el cuerpo técnico. Desde la dirigencia del Millonario contemplan 1.500 millones de pesos en gastos para abonar contratos, primas y premios para sostener al plantel.

Esto genera que si no hay transferencias en el corto o mediano plazo, la parte financiera incomoda al club porque tiene más de 1.000 millones de pesos en obligaciones inmediatas que generan dificultades. El presupuesto 2019/2020 se proyectó con un superávit de apenas 15 millones de pesos, en la relación recursos contra gastos de inversiones.