Cristian González habló de Marcelo Bielsa, Carlos Bilardo y José Pékerman

Fuente: Twitter Rosario Central.

El exfutbolista de Rosario Central se refirió a los distintos entrenadores que tuvo a lo largo de su carrera.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/08/14/cristian-gonzalez-hablo-de-marcelo-bielsa-carlos-bilardo-y-jose-pekerman/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-14T11:19:57-03:00">agosto 14, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-14T11:19:58-03:00">agosto 14, 2019</time></a>

A lo largo de su carrera como futbolista profesional, Cristian González tuvo el honor de ser dirigido por entrenadores de primer nivel. El Kily vistió los colores de Rosario Central, Boca Juniors, Real Zaragoza, Valencia, San Lorenzo de Almagro e Inter de Milán, además de la Selección Argentina. En una entrevista con el periódico La Nación, el zurdo habló de Marcelo Bielsa, Carlos Salvador Bilardo y José Néstor Pékerman.

Sus primeros testimonios tuvieron que ver con la influencia del actual timonel del Leeds United en su vida. “Bielsa es una referencia. Levanto el teléfono y lo llamo. Primero, me interesa saber cómo está, y siempre le deseo que le vaya extraordinariamente bien. Hablo de fútbol y hablo también de la vida. Él sacó lo mejor de mí como jugador, y me enseñó cómo hay que manejarse en el fútbol. Y no se trata de ser rebelde o antisistema, no, solo se trata de ser honesto. Y transparente”, resaltó.

“El jugador de fútbol odia que le mientan. Cuando te mientan, vos ya sabés que ése no es honesto. Y algo se rompe. Y no hablamos de plata, de negocios o de tranza, no, hablo de cuando a vos te mienten. Y eso también es deshonestidad. Él siempre te decía todo. Vos no podés quedar bien con todo el mundo, pero sí ser honesto con todo el mundo. Y ser directo. El jugador de fútbol necesita que le digan las cosas en la cara. Bueno, ese es Bielsa”, agregó después el exvolante, elogiando al Loco.

Pese a que Cristian está identificado con el Canalla y Marcelo es uno de los ídolos de Newell’s, el protagonista dejó en claro que su relación no está condicionada por los colores. “Yo no puedo mentir. Y mira que yo soy calentón, y mirá que yo a Newell’s no lo quiero. Le quiero ganar hasta a la bolita, yo soy enfermo de Central y quiero ganarle toda la vida, pero eso no significa que me voy a tirar en contra de la gente de Newell’s faltándoles el respeto. Y menos a un tipo que me ayudó de todas formas, aunque él sea un prócer de Newell’s. Somos el único clásico del país que no se puede jugar, ni un amistoso podemos jugar. Entonces, ¿el equivocado soy yo? ¿Tengo que hablar mal de la gente de Newell’s? No, no. Yo enfrenté y saludé a Sensini y a Gamboa, en la cancha de ellos y en la de Central. No, yo no me confundo”, aseguró.

En tanto, González halagó a Carlos Bilardo. “Un tipo que se anticipó, que vio lo que vendría. Me refiero a hacer hincapié en la polifuncionalidad, en los perfiles cambiados, los cambios de ritmo para ocupar y desocupar espacios. Si mirás el Mundial de México 1986, hoy, descubrís a jugadores ocupando posiciones que no eran las suyas auténticas, pero que rindieron de maravillas. Y si vos analizás a los grandes equipos de la actualidad, juegan así. A mí me duele la comparación Menotti-Bilardo, mejor valoremos a los dos, pero no los enfrentemos. Me gustan los dos, hay que estar preparados para todo tipo de situaciones en la cancha. A veces hay que salir jugando y, a veces hay que tirarla lejos”, destacó.

Sin embargo, el Kily no tuvo la mejor relación con uno de sus técnicos: José Pékerman. “Me faltó una explicación mejor, me perdí el Mundial de Alemania 2006, el que yo sabía que iba a ser el último de mi vida. Pero no, de José jamás voy a hablar mal, es un tipo buena gente. Yo jugué el mejor partido del ciclo de José, contra Brasil en el Monumental; es más, también el partido anterior, ante Ecuador, en la altura, fui el único que repitió los dos partidos. Después me rompí el aductor en el último partido por esas eliminatorias, en Uruguay, a finales de 2005. Y, yo me veía adentro. Pero horas antes de dar la lista, José me llamó a Milán y me dijo que no iba. Qué tristeza; le dije lo que creía, fue la única vez que dejé de tratarlo de usted, pero no lo insulte ni mucho menos. Me dolió, me dolió, pero después lo entendí. Nunca más nos cruzamos, él se fue a Colombia y ahí fue ‘el Diego’ a la Selección”, reveló.

Por último, el DT de la Reserva de Rosario Central se pronunció acerca de la nueva camada de entrenadores, ya que compartió vestuario con algunos de ellos. “A Diego Simeone lo veía como técnico, ya era un enfermo; Mauricio Pochettino también podía serlo, ya lo veías concentrado y muy estudioso. Pero a Marcelo Gallardo no, no lo veía. El Muñeco siempre fue un mediapunta divertido, hinchábamos las bolas todos los días, no estaba pendiente de los detalles. Bueno, a lo mejor lo hacía en su habitación, pero con nosotros no estaba preguntando ‘viste esto, viste al otro’. El Cholo te volvía loco, ‘esto, acá, allá, salimos, respaldamos, cortamos’. El Flaco Pellegrino lo mismo, el Toto Berizzo también, pero a Marcelo, no. Sorprendió a todos”, sentenció.