Falleció el técnico Héctor “Chulo” Rivoira

Foto: Twitter oficial de Chacarita.

Quien supo desempeñarse como jugador en Almirante Brown, entre otros, murió en la madrugada del día de hoy a los 59 años.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/08/14/fallecio-el-tecnico-hector-chulo-rivoira/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-14T15:43:10-03:00">agosto 14, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-14T15:43:12-03:00">agosto 14, 2019</time></a>

Quizás la manera en que uno podría identificar a un señor como Héctor Rivoira era con la asimiliación de un hombre de ascenso. Observar a un jugador y posterior entrenador identificado con la conducción e integración en equipos de menor embargadura, haciéndolos protagonistas inclusive, lo dejarán como uno de los más destacados en dicho plano.

No hay detalles respecto al motivo exacto de la causa de su deceso, pero se sabe que una enfermedad provocó la misma. El club Ituzaingó, donde el Chulo terminó su aporte futbolístico para luego iniciar en dicha institución su parte como entrenador, anunció por Twitter la noticia: “Lamentamos comunicar el fallecimiento de Héctor “Chulo” Rivoira, ex capitán del equipo que ascendió al Nacional B y referente del ascenso argentino. Nuestras condolencias a familiares y amigos”.

Desde 1980 hasta 1992 integró Almirante Brown, Sportivo Italiano, Lanús, Defensores de Belgrano y el club mencionado anteriormente en lo que fue su paso posicionándose como enganche. Aunque hay que resaltar que la etapa de inferiores la pudo ejercer vistiendo los colores de River Plate, compartiendo junto a Omar Labruna, hijo de Ángel Amadeo quien comandó el Millonario en esos años.

26 años ininterrumpidos fueron los que afrontó Héctor como director técnico de un total de 12 equipos diferentes pese a que en algunos repitió ciclo. Ituzaingó, Almirante, Nueva Chicago, Chacarita, Quilmes, Liga de Quito, Instituto, Ferro, Atlético Tucumán, Rosario Central, Olimpo y Crucero del Norte. Dentro de lo que respecta su palmarés se encuentran un total de 3 ascensos de Primera B Nacional a la mayor categoría del fútbol argentino. Esto es un récord que por el momento nadie pudo superar.

El primero de ellos fue al mando del Funebrero de San Martín en 1999, con un plantel con grandes nombres como Silvio Carrario, Jorge Vivaldo, Diego Rivero, Hernán Pagés o Leonardo Sciaqua. Esto expresó el club al respecto: “Chacarita informa el fallecimiento de Héctor Rivoira, quien está asociado a nuestra mejor historia deportiva. A su familia, nuestra institución la abraza en el dolor y recuerda al Chulo por sus bondades humanas, su generosidad y su capacidad profesional”.

La Gloria cordobesa vivió tocar el cielo de Primera en 2004, la última gesta hasta el momento. Esto expresaron desde sus redes sociales: “Hoy es un día muy triste para todos los Gloriosos. Ha fallecido Hector Rivoira quien fuera artífice de una de nuestras mayores alegrías dejando una huella eterna en Instituto. Gracias eternas, Chulo. Te recordaremos por siempre”. Además, permitieron a sus simpatizantes recordarlo por dicha red social emitiendo fotos suyas de su paso por el club.

Por último, el Decano consumó su primera presentación en un campeonato de Primera División gracias al campeonato logrado en segunda junto a Rivoira en 2009. Juan Manuel Azconzábal, Luis Miguel Rodríguez, Lucas Ischuk o Juan Pablo Pereyra destacaron entre tantos en aquella oportunidad. Además, Huracán pudo tener su último año en lo más grande hasta 2011. Esto se debe a que en el Torneo Clausura 2010, el Chulo salvó a un plantel que estaba último en los promedios cuando asumió.