Klopp y una insólita anécdota: “No recuerdo nada que tenga sentido, me desperté en…”

Jurgen Klopp

El entrenador develó una historia desconocida de cuando se consagró campeón de la Bundesliga con el Borussia Dortmund.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/09/07/klopp-y-una-insolita-anecdota-no-recuerdo-nada-que-tenga-sentido-me-desperte-en/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-07T07:56:10-03:00">septiembre 7, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-07T07:56:11-03:00">septiembre 7, 2019</time></a>

Jurgen Klopp saltó a la fama con el Borussia Dortmund. El entrenador comandó al elenco teutón en la temporada 2010-11, donde se consagraron campeones de la Bundesliga destronando la hegemonía del Bayern Munich que continuó ganando títulos en las posteriores temporadas hasta el día de hoy.

El hoy entrenador del Liverpool fue adorado por los hinchas del elenco bávaro que volvieron a sonreír de la mano de Klopp. Por este motivo, los festejos de los fanáticos y el plantel fueron alocados. Así lo contó el propio director técnico que asombró con su surrealista historia sobre los festejos. “Estaba realmente borracho, lo que pudo haber sido notable en algunas entrevistas”, dijo entre risas.

“No recuerdo nada que tenga sentido”, confesó el actual técnico del Liverpool sobre aquella noche de celebración. “Me desperté en un camión dentro de un garaje. Solo. Lo recuerdo, pero no tengo idea de las horas previas”, manifestó el teutón que se encuentra a la espera de la vuelta de gran parte de su plantel tras la fecha FIFA.

El entrenador develó como continuó esa absurda historia. “Me desperté, salí del camión y me encontré en una gran sala de una fábrica. Luego crucé el patio y vi la silueta de un hombre. Así que silbé, porque puedo silbar bastante fuerte, y noté que la silueta se frenó un poco”,recordó el entrenador que conquistó su primer gran título en Dortmund.

“Así que esperé y vi a Aki Watzke”, agregó recordando al CEO del Borussia Dortmund que se convirtió en su salvador en esa frenética jornada. “Así que Aki y yo éramos las únicas personas en este enorme patio”, resaltó el entrenador que luego llegó hasta la final de la Champions League con el equipo alemán.

Klopp continuó su relato con su travesía luego de encontrarse al CEO del club. “Aki detuvo un viejo camión Mercedes en el camino. Era un tipo turco en una camioneta. Y Aki le dijo: ‘Llévanos al Italiano’. ‘No, no te llevaré allí’ -respondió el tipo-. Entonces, Aki se metió la mano en el bolsillo, encontró 200 euros y le dijo: ‘Lo harás’. Él vio el dinero y contestó que ‘ok’”, afirmó.

“Una vez adentro, Aki se sentó al frente, yo me recosté. Intenté seguir durmiendo con mi cabeza hacia un lado, estaba un poco cansado”, añadió. “Pero seguía escuchando ‘cluck, cluck, cluck’. ¿Qué está pasando aquí? Pensé que lo había soñado. Pero no. El baúl estaba lleno de pollos”, cerró Jurgen Klopp con su alocada historia.