Los Pumas afrontaron la última prueba antes del Mundial

Foto: Twitter ofiical de Los Pumas.

El equipo argentino disputó el último partido antes del inicio del Mundial.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/09/07/los-pumas-afrontaron-la-ultima-prueba-antes-del-mundial/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-07T15:29:37-03:00">septiembre 7, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-07T15:29:38-03:00">septiembre 7, 2019</time></a>

Restan solamente 14 días para ver a Argentina debutar en el Mundial de Rugby que tendrá lugar en Japón. Pero antes de pensar en la cita, los partidos preparatorios acaparan la atención para ver cómo se encuentra el plantel de cara a los mismos. En Australia, más precisamente desde el Estadio Coogee Oval, los comandados por Mario Ledesma enfrentaron a los locales Randwick Rugby.

El resultado fue de los mejor para los argentinos. Paliza 74-0 fue la que cosechó el equipo. Dentro del primer tiempo de juego, Tomás Cubelli rompió el cero marcando el primer try. Posteriormente, Julián Montoya, Juan Manuel Leguizamón, Marcos Kremer y Santiago Carreras ampliaron el marcador a 33-0 producto de cuatro conversiones ejercidas.

Como fue un juego amistoso, varias modificaciones se vieron en cancha para dar rodaje a aquellos integrantes alternativos del plantel. Nahuel Tetaz Chaparro, Agustín Creevy, Ramiro Moyano y un póker de Bautista Delguy fueron las idas al in-goal para sumar de a 5. Quienes completaron con las anotaciones a la “H” fueron Nicolás Sánchez y Benjamín Urdapilleta con seis y ocho puntos respectivamente.

Gracias a todos esos protagonistas pudo gestarse el 74-0 final. Ledesma, al terminar el cotejo, brindó declaraciones tras el partido. “Lo más importante era que no se lesionara nadie y que todos pudieran jugar. Son difíciles estos partidos, son lindos desafíos, sobre todo los primeros 20 minutos. Después logramos acomodar el partido. Es un buen paso adelante y nos da confianza. Siempre es lindo ganar. Fue muy buena la competencia de los jugadores en puestos claves: está bueno que nos cueste armar el equipo”.

El medio scrum del plantel, Cubelli, también dejó sus sensaciones al término del juego. “Se vio lo que veníamos trabajando, así que se cumplieron los objetivos planteados. Sabíamos que los primeros minutos nos iban a costar más hasta que aparecieran nuestras armas; no quisimos tirar tantos lanzamientos sino priorizar el funcionamiento del sistema. Ahora a llenarnos de energía para el debut. La alta competencia del Mundial va a sacar lo mejor que tenemos adentro de cada uno”, señaló.

Por último, el centro y wing Matías Orlando fue otro de los protagonistas que habló tras el cotejo afrontado. “Sabíamos que iba a ser difícil en cuanto al ritmo. Juegan bien, son ordenados y al principio nos complicaron. Después se abrió el juego y pudimos llevar a cabo lo que habíamos planificado en la semana. Físicamente estamos bien y llegamos en buenas condiciones. No hay tiempo para relajar. Hay que levantar la vara y estar más juntos que nunca”, aseveró.

Dos semanas exactas separan a Los Pumas del estreno en Tokio ante Francia el día 21 del corriente mes. 7 días más tarde jugará contra Tonga en la ciudad de Higashiōsaka. La semana siguiente, el 5 de octubre, irán ante Inglaterra nuevamente en el Estadio Ajinomoto de la capital japonesa. Y cuatro días después, el 9 de octubre, cerrarán su participación en el Grupo C frente a Estados Unidos desde Kumagaya. Los horarios se confirmarán en el transcurso de la semana.