Sigali palpitó el duelo entre Racing y Gimnasia, que contará con la presencia de Maradona

Fuente: Twitter Racing Club.

El defensor de la Academia dialogó con Olé acerca del presente del equipo que comanda Eduardo Coudet.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/09/08/sigali-palpito-el-duelo-entre-racing-y-gimnasia-que-contara-con-la-presencia-de-maradona/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-08T09:27:02-03:00">septiembre 8, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-08T09:27:03-03:00">septiembre 8, 2019</time></a>

El pasado sábado 31 de agosto, Racing Club obtuvo su primer triunfo en la Superliga Argentina. En uno de los cotejos correspondientes a la quinta fecha del torneo local, la Academia derrotó a Godoy Cruz Antonio Tomba por 3 a 1. A falta de algunos días para que el conjunto de Avellaneda visite a Gimnasia y Esgrima La Plata, Leonardo Sigali dialogó con Olé y valoró el presente de la entidad que preside Víctor Blanco.

Sus primeros testimonios tuvieron que ver con las modificaciones que tuvo la defensa a lo largo de las últimas semanas. “Que cambiara bastante la zaga no complicó la solidez, fijate que Nery Domínguez entró muy bien ahí, como en el torneo pasado. Creo que esas alternativas que maneja el entrenador siempre se mantuvieron bien. Pasa que cuando no acompañan los resultados, todo se hace más difícil”, comentó.

En tanto, el intérprete de 32 años reveló qué les pide a los centrales Eduardo Coudet. “El Chacho se vuelve loco si los centrales no conducimos. Él trata de que nosotros rompamos líneas para buscar el 3-1 o el 3-2 por las bandas, donde tenemos jugadores rápidos. A veces nos sale. En el torneo pasado lo hacíamos también y marcábamos igual: siempre quedábamos mano a mano. Pero las victorias te dan libertad”, reconoció.

Con respecto a esa situación, Leo recordó una jugada que llevó a cabo en el duelo entre Racing y Godoy Cruz, que terminó en uno de los goles de la Academia. “Si enganchaba y me la robaban, hubiera sido un bajón anímico importante. Está en la fortaleza mental de cada uno. Me tuve confianza, salió y empezó una buena jugada colectiva veloz. Mis compañeros se movieron muy bien y encontraron los espacios. Ahí demostramos que podemos jugar. Pero obviamente que yo no haría esa jugada de vuelta. Buscaría otra alternativa de pase o alejarme un poco más del arquero. Siempre voy a intentar salir jugando, pero tan arriesgado como lo del otro día, no, ja”, aseguró.

Por otro lado, el nacido en Campana se refirió a lo que significó para él formar parte de la lista de cuarenta futbolistas preseleccionados por Lionel Scaloni para jugar la Copa América. “Estuve súper feliz porque era la primera vez en mi carrera que me habían nombrado en una lista de cuarenta o cincuenta jugadores para la Selección, lo que fuera. Que mi papá viera su apellido ahí fue para mí como tocar el cielo con las manos. Ahora tengo que levantar el nivel para que en un futuro se pueda dar. Si vuelvo al nivel que demostré, ¿por qué no? Va todo de la mano. Si a Racing le va bien, seguramente tendremos más compañeros en las selecciones de Sudamérica”, explicó.

Teniendo en cuenta que el próximo partido de Racing Club será en El Bosque, frente al Gimnasia y Esgrima La Plata de Diego Armando Maradona, el cotejo contará con más espectadores de lo habitual. Con respecto a ello, el zaguero aclaró: “Prefiero enfocarme en Racing, en nuestro juego. Hay que sostener la levantada, nada nos puede desviar de eso”.

Para finalizar, Sigali habló de su paso por el fútbol croata, donde representó al Dinamo de Zagreb. “La educación es una de las grandes diferencias entre Croacia y Argentina, principalmente. Amo a nuestro país, me encanta estar acá, donde nací. Pero alguna vez todos tendremos que tirar para el mismo lado. No me gusta hablar de política, pero hay una división muy grande. Si seguimos así, nos vamos a terminar peleando entre nosotros. Bah, es lo que pasa hoy, en realidad. No progresamos nunca. Nos quedamos siempre en el pasado tratando de echar culpas a los otros en vez de ayudarnos y estar cada vez más juntos. Ahora todos necesitamos de todos. Seguramente llegará el día en que todos estemos arriba de un mismo barco y hacia adelante. Todos unidos”.