Mauricio Pochettino, sin filtro: “Jugar bien es…”

Fuente: Twitter Tottenham Hotspur.

El director técnico del Tottenham Hotspur habló sobre su forma de comandar un equipo de fútbol.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/09/09/mauricio-pochettino-sin-filtro-jugar-bien-es/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-09T12:55:02-03:00">septiembre 9, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-09T12:55:04-03:00">septiembre 9, 2019</time></a>

Durante la temporada pasada, Mauricio Pochettino estuvo muy cerca de alcanzar el mayor logro de su carrera como entrenador. Es que su equipo, el Tottenham Hotspur, llegó a la final de la UEFA Champions League, donde cayó frente al Liverpool por 2 a 0. Tras comenzar un nuevo ciclo al mando del conjunto inglés, el argentino dialogó con Enganche Suplementario y habló de sus objetivos en el equipo londinense.

“La vida se trata de sueños y de ilusiones. Se trata de lo que vas creando en tu mente constantemente. Eso es la vida. En el momento en el que dejás de ilusionarte con la vida y dejás de tener la capacidad de esforzarte y de mejorar, por más que respires, tu vida ya no tiene sentido. La mente es la que te genera esos desafíos. Ahí está todo. Levantarte con esa motivación te mantiene vivo. Nuestro equipo vive de eso y tenemos que generar eso. La gente optimista quiere estar con gente optimista, que tire para adelante y que tenga desafíos para disfrutar esta vida, que es corta y que por eso hay que aprovecharla”, dijo el protagonista en primer lugar.

En cuanto a su equipo de trabajo, el oriundo de Murphy reconoció: “Nos complementamos bien. Tenemos una buena compenetración. Cuando yo estoy apagado, otro está encendido. Y cuando es a la inversa, me enciendo yo. Pero no dejamos que el fuego se apague. No trabajamos pensando en el qué dirán. No trabajamos pensando en tener un millón de seguidores en nuestro Instagram. Trabajamos buscando la felicidad en nuestra gente y en nosotros. No necesitamos el reconocimiento externo para ser felices. Tampoco necesitamos que alguien diga algo para saber si somos o no somos. Realmente no pensamos en eso. Y creo que eso nos hace más felices que el resto de los humanos”.

En tanto, Mauricio se refirió a su forma de motivar en el día a día. “Te mueve tu motivación interna, aquella que tiene que existir en un entrenador y en un jugador. Si no la tenés, es muy difícil conseguirla externamente. Es la pasión, al cabo. Es la emoción. El fútbol es un contexto de emociones en el que tiene que haber un porcentaje condicionado al error o a la posibilidad misma de poder inspirarte, que son cosas que escapan a tu control y a tu táctica. Es que al final en esto hay que comprender que uno no es el que está adentro de la cancha. Adentro hay jugadores que sienten, que un día pueden estar bien emocionalmente y otro día pueden estar mal. Y eso va a afectar el rendimiento de tu equipo”.

Sin escatimar en sus dichos, el exdefensor agregó: “Lo importante es entender que el cuerpo técnico entrena para los jugadores y no para propio el cuerpo técnico. A veces los entrenadores pecamos de querer hacer ver demasiado lo que ejecutamos. O de ser inflexibles y repetitivos. O de querer hacer ver que tenemos ese conocimiento y que lo podemos desarrollar. Y que podemos desarrollar tal ejercicio u otro. Pero en realidad lo trascendente es saber qué piensa el jugador de eso y ver que recoja algo de ti. Siempre la prioridad tiene que ser darle seguridad al jugador y no entrenar para darte seguridad a ti mismo”.

Después, el director técnico de 47 años se pronunció acerca de una de las grandes polémicas que rodea a la disciplina: ¿Qué es jugar bien al fútbol? “Depende de tus valores y de tus sentimientos. Para mí es respetar tus valores, tu filosofía y tu idiosincrasia. Cuando ves un equipo nuestro, ves un equipo que respeta el fútbol bien jugado. Somos un cuerpo técnico cuyos jugadores reflejan la valentía, la flexibilidad y el cuidado por la forma. No somos fanáticos ni defendemos una determinada idea con locura, pero entendemos a la flexibilidad y le damos un papel fundamental a la espontaneidad y a la inspiración. Nuestra dinámica fomenta eso, porque tenemos que preservar al fútbol. Los esquemas rígidos no nos van. Nos los vas a ver en nuestros equipos”, afirmó el exjugador de Newell’s Old Boys.

Por último, Pochettino dejó en claro que los triunfos no se explican con el azar. “Ganar es una consecuencia del trabajo hecho. El éxito no cae desde el cielo y te encuentra. Se entiende que no siempre se puede ganar, porque además hay un porcentaje indeterminado con diferentes tipos de situaciones que ocurren en la fortuna, la suerte o como quieras llamarle. Pero cuando uno le pone energía, capacidad, pasión, esfuerzo y amor, lógicamente que el fútbol es un juego, pero te va a dar más chances de estar cerca de la victoria. Por supuesto que me preocupa el camino para llegar al triunfo. Siempre hay un porcentaje, el uno, el cinco o el diez, en el que no pasa, pero en el setenta, ochenta o noventa por ciento de los casos gana el que se lo merece. Esto es así”, finalizó.