Alonso enfrenta su primer desafío en una carrera 4×4

El español tendrá su primera experiencia en este tipo de carreras donde no será uno de los competidores.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/09/12/alonso-enfrenta-su-primer-desafio-en-una-carrera-4x4/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-12T15:38:09-03:00">septiembre 12, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-12T15:38:10-03:00">septiembre 12, 2019</time></a>

A principio de año Fernando Alonso se trazo un nuevo desafío. Quiso ir más allá y buscar un nuevo objetivo. Fijo su mirada en la competencia más exigente del automovilismo mundial, el Dakar. El próximo año la carrera se disputará en el desierto de Arabia Saudita y allí quiere estar presente el asturiano manejando una Toyota Hilux 4×4. Para ello y junto al equipo trazaron un plan de preparación y adaptación que ya tuvo su primera etapa en Sudáfrica, Namibia y Polonia donde estuvo entrenando el español.

Luego de meses de intensó trabajo sobre un vehículo que Alonso no conocía y desarrollando kilómetros en un terreno que es totalmente desconocido para él, llega el momento de trabajar en un contexto diferente. En los próximos días el español deberá estar sentado en la butaca derecha observando e trabajo de los organizadores que llevarán adelante la tarea de “Auto Cero” y así poder profundizar en las exigencias de una competencia que nada tiene que ver con lo que él esta acostumbrado.

Ahora esta parte de su entrenamiento exige un paso más intenso. Por este motivo el ex campeón del mundo de Fórmula 1 estará este fin de semana formando parte de la competencia denominada «Harrismith 400» al mando de una Toyota Hilux como «Auto Cero». Esto significa que el asturiano será el primero en pasar por los tramos que luego serán utilizados en competencia. La tarea del denominado “Auto Cero” se basa en recorrer los caminos que se utilizan en competencia para determinar que este todo en condiciones y se mantengan las medidas de seguridad suficiente para aprobar el paso de la competencia por el sector visitado.

Alonso ya completó tres sesiones de intenso ensayo sobre la Toyota que utilizaría en la disputa del Dakar 2020. Luego de SudafricaNamibia y Polonia, Toyota entiende que todavía falta un largo camino por recorrer junto al español para estar convencidos de su preparación. A pesar de ello, Alonso será parte de su primera experiencia en este tipo de competencia sin entrar netamente en la competición pero si formando parte de la organización transitando los caminos con una gran dosis de exigencia ya que deberá corroborar el estado de los caminos y abrir el paso de manera previa para el resto de los competidores.

El plan que estipula Toyota con esta participación de Fernando Alonso es continuar con el programa de adaptación y conocimiento de las condiciones con que se enfrentará el ex campeón del mundo de F1 cuando deba participar en una competencia de esta magnitud antes de llegar a disputar la edición 2020 del Dakar en Arabia Saudita. Es por eso que se decidió que el asturiano no forme parte de la competencia pero si que contribuya en la organización y se preste a manejar el «Auto Cero» para conocer los detalles e una competencia como es esta.

Alonso tendrá una dura tarea este fin de semana en Sudáfrica pero no será como se espera en el mes de octubre cuando ya se calce el casco y el buzo para competir en Marruecos la segunda cita más importante que tiene el calendario de este tipo de competencias. Allí se tendrá que asumir la responsabilidad de conducir su máquina y empezar a entender los secretos que tienen estas competencias. Una tarea nada fácil para alguien que no esta acostumbrado a pilotear con alguien a su derecha que vaya cantándole el camino.

Sin dudas el español Fernando Alonso sigue adelante en este camino de abrirse nuevos horizontes mientras mantiene intactas sus ganas de regresar a la Fórmula 1. En los últimos meses hubo un intenso juego de seducción con varios equipos de la máxima categoría pero no se logró llegar a un acuerdo con nadie. Ahora la idea se traslada al 2021 y el ex campeón del mundo concentra su atención en su más inmediato desafío, el Dakar 2020 y para eso sigue adelante con su preparación intensa en un terreno totalmente desconocido para él.