Cristian “Kily” González palpitó el clásico entre Rosario Central y Newell’s

Fuente: Twitter Rosario Central.

El director técnico de la Reserva del Canalla dialogó con La Capital en la antesala al duelo trascendental.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/09/12/cristian-kily-gonzalez-palpito-el-clasico-entre-rosario-central-y-newells/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-12T12:54:32-03:00">septiembre 12, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-12T12:54:33-03:00">septiembre 12, 2019</time></a>

La sexta fecha de la Superliga Argentina contará con un auténtico partidazo. Es que el próximo domingo en el Gigante de Arroyito, desde las 15:30 horas, Rosario Central Newell’s Old Boys protagonizarán una nueva edición del clásico de la ciudad. En la previa al inicio del compromiso, Cristian Alberto González, director técnico de la Reserva del Canalla, conversó con La Capital y palpitó el cruce.

Sus primeros testimonios tuvieron que ver con el cotejo que disputarán sus pupilos contra la Lepra en la antesala al clásico del plantel profesional. “Somos locales y tendremos el respaldo de los hinchas. Seguro que es una emoción entrar a un estadio repleto para los dos equipos de reserva. Son situaciones que el día de mañana van a vivir. Jugar con gente a favor o en contra te hace entender situaciones a nivel de personalidad en cuanto a los jugadores. Nosotros lo vivimos porque jugamos este partido y nos sirvió en nuestra carrera. Está bueno que se haga un hábito que las reservas jueguen de preliminar”, expresó.

Sin embargo, por decisión de Diego Cocca, el timonel perdió a varios de sus intérpretes ya que estuvieron entrenando con la Primera. “Nosotros trabajamos en función de la Primera y nos tenemos que adaptar a Diego Cocca. Yo sueño con seguir formándome como entrenador, en ir mejorando y darle la impronta futbolística que uno tiene a los chicos que dirige para que lleguen preparados a la primera. Que entiendan lo que significa la camiseta y la historia que tiene el club. El pibe tiene que saber todo esto. Más allá de que somos formadores, es obvio que todos queremos ganar y además este fin de semana coinciden todos los clásicos de inferiores de AFA”, reconoció.

En la misma línea, el Kily reveló detalles de su trabajo como timonel de una división formativa. “Uno trabaja desde lo táctico y en el orden que le quiere dar al equipo. Además está claro que pueden bajar chicos que están entrenando con la primera, que uno no tiene la posibilidad de entrenarlos todos los días, algo lógico porque el partido principal es el de la primera división y hay que adaptarse a lo que necesita la primera. Esto es así. Y con los chicos trabajamos fundamentalmente en la cabeza, a ver cómo responden. En tu estadio, en tu casa, donde uno sueña triunfar, a ver cómo están preparados delante de muchísima gente. Y ante tu eterno rival, más motivación que un clásico no hay”, comentó.

En tanto, el exjugador se pronunció acerca de los condimentos que hacen tan especial al clásico rosarino. “Es el partido de la ciudad en la que naciste. El del sentido de pertenencia. Más allá de todos los lugares en que me tocó jugar y donde siempre defendí la camiseta con respeto y cariño, acá está el tema del amor al lugar en el que naciste. Y desde que tengo uso de razón mi viejo me llevaba a la cancha. Esto no se compara con nada. Cuando lográs el sentido de pertenencia es la camiseta más importante que te vas a poner en toda tu carrera. Porque es diferente a la del resto. Porque naciste en el club. Y jugar este partido siendo hincha, que te puede jugar a favor o en contra, es algo único”

Sin escatimar en sus declaraciones, Cristian agregó: “Al pibe hay que hacerle entender que es un partido de fútbol, que es un deporte y que están los tres resultados y nada más. Por algo lamentablemente no podemos jugar clásicos más seguidos ni partidos amistosos. Porque a los mensajes de convivencia como esta charla hay que refrendarlos en la cancha, es como si nosotros el domingo nos insultamos durante el partido, esto no sirve de nada. Más allá de que los dos técnicos queremos ganar. Somos entrenadores y formadores y les enseñamos a los pibes por qué este clásico es diferente al resto de los que puedan jugar en el país o en el mundo”.

Por último, González no pudo evitar hablar de la delicada situación por la que pasa Rosario Central, ya que pelea por no descender a la Primera Nacional: “Es una realidad y hay que afrontarla. Hay que ser consciente también de que por algo esto nos pasó. Cuando la primera gana, el resto se acomoda, eso es verdad. Central es fútbol ante todo, por eso lo que se hizo mal hay que dejarlo atrás. Ahora hay que intentar salir, por suerte el equipo arrancó bien pese a que lamentablemente empatamos los últimos tres partidos. Pero este clásico te marca, eso está claro. Por eso, si ganás te da mucha confianza y sirve para encarar lo que vendrá con más tranquilidad. En cambio, si empatamos cada uno seguiremos sufriendo a su manera. Por eso, este clásico es un disparador. Y como estamos en una situación complicada los dos, se hace que todo genere mayor incertidumbre”.