La final que no fue: Serbia derrotó a Estados Unidos y va por el quinto puesto

Los europeos se impusieron por 95 a 89 a los americanos que buscarán quedarse con el séptimo lugar en su peor participación en la historia de los mundiales.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/09/12/la-final-que-no-fue-serbia-derroto-a-estados-unidos-y-va-por-el-quinto-puesto/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-12T10:32:28-03:00">septiembre 12, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-12T10:32:29-03:00">septiembre 12, 2019</time></a>

Serbia y Estados Unidos llegaron como candidatos a quedarse con el campeonato del mundo. El combinado europeo, cuya base de jugadores había arañado la gloria en las tres últimas competencias internacionales en las que participaron, era tan candidato como el elenco americano que pese a llegar con su segunda línea de jugadores, siempre impone condiciones.

Sus sorpresivas derrotas en los cuartos de final ante Argentina y Francia, respectivamente, provocaron que se quedaran fuera de los cuatro mejores y buscaran cerrar el campeonato del mundo en el quinto lugar. Durante la mañana de este jueves, los europeos y los americanos se enfrentaron buscando acceder a la final por el quinto puesto.

Serbia se quedó con el partido con un ajustado 95 a 89 sobre los Estados Unidos que jugaron ayer y prácticamente no tuvieron tiempo de descanso. De esta manera, el combinado balcánico irá en busca del quinto lugar, mientras que el equipo dirigido por Gregg Popovich tendrá que jugar el partido por el séptimo y octavo lugar, decretando la peor actuación histórica de una selección estadounidense.

Es que nunca antes, un seleccionado de este país había caído tan bajo en la clasificación final. Ni siquiera, antes de la aparición del Dream Team en Barcelona 1992 cuando los jugadores NBA comenzaron a jugar esta competencia. Hasta el momento, lo más bajo que había caído el combinado americano era el sexto lugar en Indianápolis 2002, algo que superarán en esta edición.

El duelo ante Serbia se le escapó en el primer cuarto. El subcampeón olímpico salió decidido a llevarse el partido luego de la dolorosa derrota ante Argentina. Tuvo una defensa brillante ante un desconocido conjunto norteamericano y cerró el primer parcial con un contundente 32-7 que se hizo difícil de descontar.

El pequeño descanso antes del segundo cuarto, sirvió para que Popovich pusiera las cosas en su lugar. De esta manera, Estados Unidos comenzó a jugar como acostumbra y emparejó las acciones considerablemente. Achicó la diferencia de 25 a tan solo cuatro puntos y se fueron al descanso con una victoria parcial de Serbia por 44 a 40, algo impensado en el primer cuarto.

El tercer cuarto mostró una paridad enorme entre las dos potencias del básquetbol mundial. Sin embargo, el elenco americano volvió a achicar las diferencias generando preocupación en el banco serbio que había dejado ir una ventaja de 25 puntos. De esta manera, Serbia mantuvo la ventaja pero ahora con un ajustado 71 a 68.

Pese a tener una ventaja menor, Serbia supo no dejarse intimidar por Estados Unidos y mostró su calidad sobre el final del encuentro para quedarse con la victoria final por 95 a 89. Ahora el elenco europeo se medirá contra el ganador del duelo entre Polonia y República Checa, mientras que los americanos lo harán con el perdedor.