El emblema de Independiente que estuvo a punto de jugar en Racing

El propio futbolista develó que estuvo a punto de ponerse la camiseta de la Academia. ¿Por qué se frustraron las negociaciones?
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/09/13/el-emblema-de-independiente-que-estuvo-a-punto-de-jugar-en-racing/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-13T10:25:05-03:00">septiembre 13, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-13T10:25:06-03:00">septiembre 13, 2019</time></a>

Independiente tiene una enorme historia. El Rojo de Avellaneda, único equipo que ha podido ganar la Copa Libertadores de América en siete oportunidades, tiene una larga lista de jugadores emblemáticos. Uno de ellos es Daniel Garnero, quien como jugador conquistó cuatro títulos en el Rey de Copas.

El actual director técnico de Olimpia de Paraguay, recordó su paso por el Rojo y hasta dejó entrever que estuvo a punto de jugar en Racing, clásico rival del equipo que lo vio nacer. “No hubiera jugado en Racing, esa es la verdad, aunque me querían llevar para allá”, reconoció en diálogo con La Nación.

Garnero reveló cómo se terminaron dando las negociaciones entre su club y la Academia que quería dar un golpe de efecto contratando a la estrella formada en Independiente. “Estaba en la Católica, con pubalgia, querían sacarme de encima y un día la directiva me dice: “Ya está todo listo, arreglamos con Racing, te vas para allá”, afirmó.

“Me llamó el presidente Osvaldo Otero y me dijo: ‘Está todo arreglado, Daniel, ya hablamos con el Coco (Basile) y está entusiasmadísimo, te venís mañana’”, añadió. “Le contesté: ‘¿Alguien me preguntó si quiero ir a Racing? ¿Alguien me preguntó cuánto quiero ganar?’”, confesó el exmediocampista.

Garnero también dio a conocer cómo se libró de la oferta del conjunto de Avellaneda que ya había convencido a los dirigentes chilenos. “Entonces agarré y le pedí una barbaridad de dinero. Me dijo que no me podían pagar eso, a lo sumo me podían igualar la plata del que más ganaba. ‘Viste que no estaba hecho, entonces’, le contesté a Otero”, resaltó.

Finalmente, Garnero terminó volviendo a la Argentina pero a Independiente. “Mi primer partido fue contra Racing, en cancha de Racing, un campeonato de invierno. Empatamos, fuimos a penales, y en esa caminata del medio hasta el área se caía la cancha de silbidos y puteadas. Imaginate si hubiera ido a Racing”, afirmó.

Por último, develó que su último paso por el Rojo no fue el ideal. “En mi última etapa en Independiente me peleaba con los dirigentes porque no nos pagaban la prima hacía dos años, con el técnico porque me decía una cosa y hacía otra, con los hinchas porque nos apretaban a la salida de los partidos y nos teníamos que ir en patrullero de nuestro propio estadio”, cerró Daniel Garnero.