Garnero y el recuerdo del consejo que le dio Bochini

Foto: Web oficial de Olimpia.

El exjugador de Independiente rememoró qué le dijo el ídolo del Rojo cuando tuvo que utilizar la camiseta número diez en el conjunto de Avellaneda.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/09/13/garnero-y-el-recuerdo-del-consejo-que-le-dio-bochini/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-13T11:59:07-03:00">septiembre 13, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-13T11:59:09-03:00">septiembre 13, 2019</time></a>

Daniel Garnero jugó en Independiente en una época difícil. Luego de más de una década de éxitos, Ricardo Enrique Bochini se retiró y el ahora exjugador -que en ese entonces era un juvenil- tuvo que ser su reemplazante como enganche del conjunto de Avellaneda que dominaba el fútbol continental.

En una entrevista con el diario La Nación, el actual entrenador de Independiente reveló como fue esa situación. “En ese momento era complicado, para la gente es muy especial esa camiseta. Un día, con el Bocha lesionado, la agarró el Gringo Giusti, que tenía una espalda gigante por ser campeón del mundo con el club y la selección, aunque no tuviera nada que ver con su posición, porque para cualquier otro, el peso era enorme”, afirmó.

“En mi caso, creo que por ser un chico del club la gente fue un poco más paciente”, añadió. “No sé si por mis ganas o por mi inconsciencia, o porque estaba desesperado por jugar, agarré la 10 con naturalidad. Si me ponía a pensar lo que significaba, no podía entrar en la cancha (risas). Con el tiempo, la gente dejó de comparar, además de darse cuenta de que el Bocha ya no jugaba más”, afirmó.

Garnero también se refirió a cómo se dio su relación con Bochini cuando el histórico exjugador fue su entrenador. “El Bocha nunca fue de hablar mucho, pero hay hechos que hablan por sí mismos: incorporó a varios refuerzos, pero ninguno en mi posición, una manera de darme su apoyo, confiaba en que podía llevar la 10”, recordó.

Por otro lado, el entrenador develó cuál fue el consejo que le dio Bochini en ese momento. “El consejo que me dio fue que si quería meter dos pases de gol por partido tenía que intentar 20 pases, que la agarrara. ´Pedila todo el tiempo’, me decía. Y eso me marcó”, confesó el jugador que conquistó cuatro títulos en el Rojo.

Por último, el exentrenador del Rojo se refirió a lo que significa vestir la camiseta del combinado de Avellaneda. “En Independiente, como también lo veo ahora en Olimpia, la tribuna es muy exigente, se escucha el murmullo si errás dos pases. Entonces, hay tener la paciencia y la personalidad para insistir”, sentenció.

“En un equipo, el 10 tiene que jugar a perderla y el equipo debe estar preparado para asumir ese riesgo”, agregó. “Y los delanteros estar atentos a que te guiña un ojo y te mete la pelota de gol. El 10 es el jugador que ve cosas que otros no ven, o que la ven un segundo antes”, cerró Daniel Garnero con toda una declaración de principios.