¿Se jugará el partido entre Huracán-River?

Foto: Twitter oficial de Huracán.

Un conflicto referido a una deuda salarial que maneja el Globo puso en peligro el desarrollo del cotejo.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/09/13/se-jugara-el-partido-entre-huracan-river/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-13T16:12:12-03:00">septiembre 13, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-13T16:12:13-03:00">septiembre 13, 2019</time></a>

Mañana a las 20hs, el calendario de la Superliga Argentina 2019-20 indica que Huracán y River tienen que medirse desde el Estadio Tomás Adolfo Ducó. Sin embargo, el mismo se puso en duda, o al menos no había garantías de la presencia del público, debido a un tema del Quemero junto con la Unión Trabajadores de Entidades Deportivas y Civiles (UTEDyC).

Este mismo se refiere a un incumplimiento en cuanto al abono de salarios para los miembros de dicha organización. Cabe resaltar que su labor es esencial dentro de lo que son los ingresos a los estadios de fútbol y los empleados son contratados por los equipos que ejercen su localía. Pero la relación del Globo con dicha organización viene con ciertos tire y aflojes hace tiempo.

Según lo que se conoce, la institución que preside Alejandro Nadur debía algo más de tres meses de salarios de varios empleados. Sin ir más lejos, los otros dos juegos donde el equipo hizo de local, Colón y Argentinos Juniors, ya hubo un reclamo de esta índole. Pero para fortuna de quienes habitaban los alrededores de la cancha, siempre se llegó a un acuerdo que fueron cumpliendo de a tramos.

Hoy se volvió a instalar el rumor ante una nueva queja por parte de los empleados. En este caso, el pedido vino por el lado del pago de los sueldos de agosto y cambiar el método de los mismos. Originalmente, se enviaban cheques a cobrar en determinada cantidad de días. Ahora la exigencia de UTEDyC es que esto sea de forma bancarizada. Además, se rogó una regularización por parte de seis empleados que trabajaban hace ocho años en negro.

Todos estos reclamos tenían que tratarse días antes al viernes, pero el asunto con la situación de la venta Ramón Ábila se llevó gran parte de la semana. Hoy en el Ducó se ejerció el meeting y el pre-acuerdo es un hecho, por lo que el duelo de mañana sigue vigente y con la presencia de la parcialidad local. Por escrito se determinó que los salarios tuvieron su correspondiente aporte en una cuenta, pero el lunes habrá un cuarto intermedio por el asunto de los trabajadores a blanquear.

No es el mejor momento en materia económica para el plantel de Parque Patricios. El reciente ingreso de casi dos millones de dólares, cuando la entidad estimaba cuatro por lo comunicado hace tiempo por Wanchope generó todo tipo de sospechas en el seno del club. Ayer hubo una reunión de la Comisión Directiva y el Tribunal de Honor de Huracán se encargará de recibir las explicaciones de Nadur y Fernando Moroni, secretario del club, respecto a este caso.

Por lo pronto, mañana el Globo tendrá que intentar sumar tres puntos ante un duro rival tras la cosecha de una victoria, dos empates y misma cantidad de derrotas en las cinco fechas disputadas. Juan Pablo Vojvoda mantiene dudas pero el posible 11 sería así: Antony Silva; Carlos Araújo, Saúl Salcedo, Mariano Bareiro, César Ibañez; Norberto Briasco o Lorenzo Faravelli, Mauro Bogado, Joaquín Arzura, Rodrigo Gómez; Fernando Coniglio y Andrés Chávez.