Red Bull y Honda están en el ojo de la tormenta

Los austriacos podrían estar infringiendo la ley utilizando un sistema fuera de reglamento en su unidad de potencia.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/09/19/red-bull-y-honda-esta-en-el-ojo-de-la-tormenta/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-19T10:53:45-03:00">septiembre 19, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-19T10:55:06-03:00">septiembre 19, 2019</time></a>

Durante el GP de Italia el auto de Max Verstappen sufrió un momento importante que pocos entendieron y que con el correr del tiempo generó muchas dudas. Luego de los cuestionamientos que sufrió Ferrari por las dudas que genera la potencia existente en su impulsor, ahora se suman las dudas que han despertado un posible sistema que tendría el motor Honda del equipo austriaco que genera ciertos beneficios en la tracción de los autos cuando estos patinan y el motor sufre con una mayor revolución.

Las dudas recaen sobre el Red Bull y el motor Honda y una posible utilización de un control de tracción que es ilegal desde 2008 cuando la categoría decidió dejar de utilizar este sistema que beneficia el desplazamiento de los autos en las curvas de distintas características. Es cierto que todos los motores de la Fórmula 1 poseen un sistema habilitado por la categoría para proteger la unidad de potencia cuando los vehículos patinan al pasar por los pianitos.

Este sistema sirve para proteger los impulsores cuando estos se exceden en revoluciones producto de un patinaje o deslizamiento y el motor queda acelerado. En ese momento un dispositivo eléctrico corta la energía y limita la revoluciones para evitar un daño mucho mayor. Esto le sucedió a Max Verstappen durante el GP de Italia cuando perdía potencia repentinamente al transitar sobre los pianos del circuito italiano. La utilización de este sistema no confirma que Red Bull junto a Honda puedan estar utilizando un control de tracción.

Pero las dudas surgen a partir de un importante control del torque del motor cuando los neumáticos del Red Bull de Max Verstappen patinaban en demasía. Esta situación podría ayudar a un sistema que le permitiría al holandés controlar la tracción de su RB15 y así estar utilizando una ayuda que esta prohibida por la categoría desde el año 2008 y que ahora parece que pone en dudas el desarrollo del equipo austriaco que por el momento no ha emitido ninguna respuestas a las dudas surgidas en las últimas horas.

Quienes si se expresaron fueron desde la marca japonesa Honda que tuvo en el director técnico de Honda en la Fórmula 1, Toyoharu Tanabe su principal vocero para expresarse sobre este tema. “Ha saltado un modo de protección que tenemos en Honda, y además, también ha saltado un sistema de la FIA para cortar y reducir la potencia. Esto se ha debido a un excesivo patinaje de las ruedas, que provocó la activación de ambos sistemas”, confirma Tanabe.

Además el directivo japones continuó asegurando que: «No es fácil porque el sistema de la FIA se activó. Pensaremos en eso. Existe la posibilidad de que vuelva a ocurrir. Es difícil, pero trataremos de analizar exactamente qué sucedió y si hay alguna forma de prevenir esa situación» comentó uno de los máximos responsables del desarrollo de la marca japonesa en la F1, esperando que esta situación se aclare rápidamente. Es posible que este sistema se mantenga en los motores de Red Bull para la próxima fecha en Singapur.

Por el momento no se ha confirmado que algún equipo haya realizado formalmente una denuncia o haya solicitado alguna explicación del sistema que posee Red Bull y el cual parece darle cierto benefició tanto a Verstappen como a Alex Albon. Desde la FIA tampoco se han expresado sobre la chace de alguna revisión en particular para despejar cualquier tipo de dudas sobre este sistema. Por el momento tanto los austriacos como Honda están tranquilos y no se muestran preocupados por alguna resolución que se pudiera adoptar en el futuro.