Atención Boca: ¿Cuántas veces se revertió un 0-2 en semifinales de Copa Libertadores?

Los fanáticos del Xeneize se ilusionan con la posibilidad de dar vuelta la serie ante River. Los antecedentes no lo benefician.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/10/03/atencion-boca-cuantas-veces-se-revertio-un-0-2-en-semifinales-de-copa-libertadores/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-03T12:42:29-03:00">octubre 3, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-03T13:04:23-03:00">octubre 3, 2019</time></a>

River consiguió una importante ventaja en el partido de ida de estas semifinales de Copa Libertadores de América. El conjunto de Núñez derrotó por 2-0 a Boca y dejó el camino marcado para meterse en la gran final del certamen continental más importante. Sin embargo, los hinchas del xeneize se ilusionan con revertir la serie.

Esta no es la primera vez que se produce un 2-0 en un partido de ida en esta instancia de Copa Libertadores. Desde que se instauró el nuevo formato copero en la Libertadores 2000, han existido once series que comenzaron con un 2-0 en el primer partido. En tan solo una ocasión, el equipo perdedor del partido de ida logró clasificarse a la final.

Fue en 2013 cuando el Newell’s de Gerardo “Tata” Martino jugó las semifinales de la Copa Libertadores ante Atlético Mineiro luego de eliminar a Boca en los cuartos de final. El elenco rosarino había ganado el partido de ida disputado en Rosario por 2-0 gracias a los tantos de Maxi Rodríguez e Ignacio Scocco.

En el partido de vuelta, disputado en Belo Horizonte, el conjunto brasileño ganó 2-0 y llevó la serie a los penales. En la definición, el combinado dirigido por Martino no corrió la misma suerte que en los cuartos de final y falló sus últimos tres disparos por lo que el Mineiro se terminó quedando con el pase a la final al ganar por 3-2 en los penales. Posteriormente, sería campeón de América al derrotar a Olimpia en la final.

Ese es el único antecedente positivo para los fanáticos del Xeneize, el resto son todos favorables al Millonario. En la edición 2001, Cruz Azul ganó 2-0 en la ida ante Rosario Central y luego igualó 3 a 3 en el Gigante de Arroyito. Mientras que un año más tarde Sao Caetano se impuso ante el América de México en la ida y luego también empató en la revancha.

Boca también ayuda a este historial. En 2003 se impuso por 2-0 ante el América de Cali y luego lo goleó 4-0 en la revancha. Mientras que River en 2005 sufrió ante el Sao Paulo luego de perder en la ida por ese marcador y caer 3-2 en la revancha disputada en el estadio Monumental.

Santos fue el equipo que más cerca estuvo de aumentar la diferencia a favor de los perdedores de la ida. Cayó ante Gremio 2-0 en la Libertadores 2007 y luego ganó por 3-1 en San Pablo, pero el gol de visitante anotado por los de Porto Alegre le dio el pase a la gran final, donde justamente fue apabullado por el Boca de Juan Roman Riquelme.

El Xeneize tiene otro antecedente en esta lista cuando en la Libertadores 2012 derrotó a Universidad de Chile por 2-0 y luego empató sin goles. En 2014, Nacional de Paraguay se impuso por 2-0 en la ida y cayó 1-0 en la revancha ante Defensor Sporting, ganando su lugar en la final. Mientras que en 2015, River hizo lo propio con Guaraní de Paraguay y en el desquite empató 1-1 en la primera Copa Libertadores de Gallardo.

En 2016, Atlético Nacional de Medellín se impuso ante el Sao Paulo del Patón Bauza y también lo derrotó en la revancha con un 2-1 definitivo. El último antecedente lo tiene justamente Boca, quien en la Libertadores pasada venció 2-0 al Palmeiras en La Bombonera y luego empató en Sao Paulo llegando a esa histórica final con el Millo.

Ahora Boca buscará emular al Mineiro y dar vuelta la serie. Mientras que River tratará de aumentar la enorme ventaja que tienen los equipos ganadores de los partidos de ida.