Gimnasia gritó el primer triunfo en la era Maradona

El Tripero se impuso ante Godoy Cruz como visitante por 4-2 en la novena fecha del campeonato.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/10/05/gimnasia-grito-el-primer-triunfo-en-la-era-maradona/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-05T15:24:37-03:00">octubre 5, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-05T15:24:38-03:00">octubre 5, 2019</time></a>

Tras lo que fue una gran presentación “a todo trapo” de parte de los mendocinos presentes en el Malvinas Argentinas, lo que tenía que ponerse en marcha era el partido que iban a disputar Godoy Cruz y Gimnasia de La Plata. Los dos equipos marchan en la 23º y 24º colocación de la Superliga Argentina 2019-20 y anhelaban por el triunfo.

Al instante, solamente marchaba un minuto cuando Leandro Contín apareció en el borde del área, se hizo el lugar y un sablazo letal batió a Andrés Mehring. El Lobo golpeó y se llevó el primer tanto del juego. Pero iba a haber uno más cuando llegaron los 43 minutos, donde Víctor Ayala colgó en el ángulo el tiro libre que tuvo al mejor estilo Diego Armando Maradona.

Pero cuando sacó del medio el dueño de casa, Juan Brunetta escapó tras la habilitación de parte de Valentín Burgoa y su remate cruzado permitió el descuento de los mendocinos. Pero el Tripero iba a tener una cuota de sufrimiento mayor. Cuando todo parecía calmo ante la expulsión a los 5′ por doble amarilla de Joaquín Varela, otra vez el exvolante de Arsenal apareció para estampar su doblete e igualar los tantos.

Los comandados por Daniel Oldrá sufrieron una nueva expulsión porque Miguel Jacquet tomó de la camiseta a Matías García cuando el volante escapaba. De esa misma infracción, otra ejecución excelsa del paraguayo Ayala permitió que los platenses pasen al frente en el marcador. Diego, beso al rosario y mirada al cielo para dedicarle a sus padres cada gol es el ritual de cada juego.

Cuando quedaban tres minutos, García aprovechó la desventaja numérica del rival para quedar cara a cara con Mehring, lo sentó con el amague y selló el 4-2 final. Primera victoria de Gimnasia de La Plata con Maradona al mando como también en el campeonato. 10 unidades menos que Rosario Central (70), quienes juegan hoy, es lo que posee un equipo que intentará despegar tras cortar la mala racha de un empate y siete derrotas.