Braian Toledo y una revelación sobre sus inicios en el atletismo

El lanzador de jabalina habló sobre cómo fueron sus primeros pasos en esta disciplina.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/10/06/braian-toledo-y-una-revelacion-sobre-sus-inicios-en-el-atletismo/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-06T10:24:48-03:00">octubre 6, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-06T10:24:50-03:00">octubre 6, 2019</time></a>

Braian Toledo es uno de los máximos exponentes del atletismo argentino. El lanzador de jabalina ya disputó dos Juegos Olímpicos con tan solo 26 años y busca clasificarse a Tokio para completar su presencia en tres de estos certámenes. Para esto, tiene que lograr la marca establecida por la IAAF antes de mediados del próximo año.

En una entrevista con Infobae, el nacido en Marcos Paz reveló cómo se interesó por el atletismo, algo que no suele ser normal en nuestro país. “A los 10 años se cruza el atletismo en mi vida y dije bueno… Por medio de un profesor en la escuela que daba clases de atletismo. Vio las condiciones mías en lanzamiento y me dijo tenés que venir, tenés que venir”, develó.

“Me volvió loco hasta que me convenció para ir y terminó atrapándome”, añadió el referente del atletismo argentino. “Me encantó hacerlo y hoy en día es mi pasión. Ahí dije quiero ser el mejor en jabalina para poder ayudar a mi familia. Eso se volvió real a los 15 años; le pude hacer la casa a mi vieja”, rememoró Toledo.

Por último, señaló que jamás vio todo su esfuerzo para llegar a la élite mundial con una connotación negativa. “No lo veo como un sacrificio, lo veo como inversión, lo veo como una cuota de inversión hacia el futuro. Tenía solamente 10 años pero era consciente de lo que quería y qué quería cambiar en mi vida. Valía más ver a mi familia en una mejor condición que perder tiempo con mis amigos. Lo digo bien, sin ofender a mis amigos el día de hoy. Saben por qué lo digo y, la verdad, que ponía lo mejor en mí y perdía el tiempo con ellos. Tiempo que perdí, que no vuelve, pero valió la pena”, comentó.

“Hoy en día a todos los jóvenes que estén del otro lado queriendo seguir un sueño y piensan que pierden algo, que no lo vean así, que lo vean como una inversión hacia el futuro”, añadió. “Están invirtiendo en ellos mismos. En mi caso es una cadena de consecuencias. Puedo ayudar a mi familia a vivir mejor, a que no les falte nada, hoy le pude pagar el estudio a mi hermana, en un futuro a mi hermano”, concluyó Braian Toledo.