Se terminó la era de Víctor Valdés en Barcelona

Foto: Twitter oficial de Barcelona.

Quien se encontraba al mando del equipo juvenil fue despedido por la comisión directiva de los Culés.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/10/07/se-termino-la-era-de-victor-valdes-en-barcelona/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-07T17:25:26-03:00">octubre 7, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-07T17:25:27-03:00">octubre 7, 2019</time></a>

Su retiro del fútbol fue a una edad temprana viniendo de alguien que fue arquero durante toda su trayectoria futbolística. A sus 35 años y tras un paso por el Middlesbrough inglés, Víctor Valdés decidió ponerle fin y colgar sus guantes el 3 de enero de 2018. Para el mes de julio del corriente año, el club donde pasó 15 años de profesionalismo, Barcelona, le abrió las puertas para ser entrenador del Juvenil A del club.

El contrato estipulaba que el exintegrante de Manchester United se vinculaba en dicho cargo hasta el año próximo. Sin embargo, apenas tres meses pudo durar en el cargo el español. En el día de hoy, los dirigentes blaugranas confirmaron su destitución del puesto otorgado. Todo parece que una serie de puntos discutibles desde su arribo permitieron el fin de una corta relación.

Este fue el escrito emitido por parte del club azulgrana que decretó el final de una era para el exgolero que vistió estos colores. “El FC Barcelona le ha comunicado hoy a Víctor Valdés que deja de ser entrenador del Juvenil A y de pertenecer al Club. Franc Artiga, hasta ahora entrenador del Juvenil B y en la Masía desde el 2010, pasa a ser el entrenador del Juvenil A”.

Respecto a los argumentos brindados por tal medida, si bien no están detallados, todo parece indicar que se deben a los siguientes puntos. La primera fue, siendo avalado por el club, cuando no presentó a sus jugadores a disputar el tercer puesto de la Youth Otten Cup debido a que su “decisión está basada únicamente en salvaguardar la salud de mis jóvenes jugadores”.

Otros puntos fueron la crítica de forma pública a la dirigencia, cambiar el histórico esquema de 4-3-3 hacia el 4-4-2, desatendiendo una regla histórica de la institución. Valdés recibió la tarjeta roja en un partido contra Girona al insultar al árbitro. También no estuvo presente en reuniones como la que une a todos los entrenadores de La Masía y por último, discutió con un ídolo como Patrick Kluivert, máximo responsable de las inferiores del Barça.