Ramón Ábila y su familia recibieron una violenta amenaza

Fuente: Twitter Boca Juniors.

El delantero de Boca Juniors fue contactado mediante un llamado telefónico.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/10/08/ramon-abila-y-su-familia-fueron-amenazados-de-muerte/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-08T12:27:04-03:00">octubre 8, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-08T12:28:32-03:00">octubre 8, 2019</time></a>

El pasado domingo, cuando Boca Juniors estaba disputando la novena fecha de la Superliga Argentina frente a Defensa y Justicia (el Xeneize ganó por 1 a 0 en el Estadio Norberto Tomaghello), Ramón Ábila recibió una noticia muy alarmante. Es que el delantero del club de La Ribera fue amenazado de muerte mediante un llamado telefónico.

De acuerdo con distintas fuentes allegadas a la Justicia de Córdoba, los individuos que se contactaron con el ex Huracán de Parque Patricios le dieron detalles muy precisos acerca del domicilio de su hijo, de su expareja y de sus padres. Tras esa comunicación, Wanchope realizó una denuncia y se tomó la decisión de poner custodia para sus seres queridos en el barrio Remedios de Escalada de su provincia natal.

La investigación del caso recayó en la fiscalía a cargo de Jorge Di Lello y Enrique Senestrari. Horas atrás, precisamente en la mañana del sábado, se constató que Ábila sufrió una lesión muscular en el sóleo de la pierna derecha (sería un desgarro) que lo marginaría de los próximos compromisos que Boca Juniors tiene por delante.

Restan aproximadamente dos semanas para que el Xeneize y River Plate se enfrenten en el marco de la vuelta de las semifinales de la Copa Libertadores de América y se presume que Ramón tendrá que visualizar el encuentro desde el palco, ya que su recuperación demandaría veinte días o incluso más.

Tras caer 2 a 0 en el partido de ida, que se jugó en el Estadio Monumental el pasado martes 1 de octubre, Boca Juniors comenzó a prepararse de cara a la revancha, donde intentará revertir la serie para asegurar su presencia en la última instancia del campeonato. El ganador de esta serie se verá las caras con el vencedor de la llave compuesta por Flamengo y Gremio.