Javier Cantero y el apriete de la barra de Independiente: “Tenía tanto miedo que no podía…”

El expresidente de Independiente reveló cómo fue su cruce con los barras en 2012 luego de que se difundieran los videos de ese encuentro.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/10/09/javier-cantero-y-el-apriete-de-la-barra-de-independiente-tenia-tanto-miedo-que-no-podia/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-09T08:46:33-03:00">octubre 9, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-09T08:46:35-03:00">octubre 9, 2019</time></a>

Javier Cantero fue expulsado como socio de Independiente. Pese a que desde su salida de la presidencia no asistía a ninguna actividad ligada a la institución, el expresidente del Rojo ya no tiene permitido siquiera entrar al Libertadores de América luego de la polémica decisión de la Comisión Directiva encabezada por Hugo y Pablo Moyano.

Por este motivo, el exmandatario rompió el silencio e hizo reveladores declaraciones sobre el video que se filtró este martes y se lo ve siendo intimado por la barra del rojo. “Tenía tanto miedo que no podía discar los números de la comisaría. Me dicen ‘está subiendo la barra’ y yo digo que no los voy a atender. La secretaria me dice que no me entiende”, develó en diálogo con No Todo Pasa de TyC Sports.

“Mi lugar de trabajo era del otro lado, pegué la vuelta para mirarlos de frente y que no me atacaran por la espalda”, añadió. “Llamé a Rubén Pérez, del Coprosede. Como escuchaba el ruido, le hablé como indio. ‘Viene la barra, estoy solo, ¿qué hago?’. Me dijo: ‘Mando a la primera’. Colgué, entró la barra, la primera de Avellaneda demoró. La policía de la sede se había ido. Me quedé solo”, contó.

Cantero develó que durante los distintos encontronazos con la barra sufrió , pero en ese momento en especial la pasó verdaderamente mal. “Ahí tuve pánico, tenía un saco y una camisa que cuando me los saqué sólo salía agua. Hubo confabulación de las autoridades sin dudas. Siempre dije que la policía era parte del problema”, sentenció.

“Lo que más me preocupó es que después de enfrentarme me para el jefe de seguridad. Me dijo que veía lo que hacía. Y yo le pregunté: ‘¿Vos dónde estabas? ‘En el auto, si lo tocaban intervenía’, respondió. Obviamente lo eché. Y ahí viene Florencia Arietto”, agregó. “Yo no iba a tranzar con los facinerosos. Por eso emprendí la lucha. Les apliqué derecho de admisión. No entraba Loquillo ni nadie”, cerró Cantero.