Hernández reconoció a sus jugadores: “Seguiré diciendo que es el mejor equipo que dirigí”

Imagen: Confederación Argentina de Básquet.

El entrenador de la Selección Argentina de básquet destacó el trabajo del combinado nacional durante el Mundial.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/10/11/hernadez-reconocio-a-sus-jugadores-seguire-diciendo-que-es-el-mejor-equipo-que-dirigi/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-11T11:02:29-03:00">octubre 11, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-11T11:21:37-03:00">octubre 11, 2019</time></a>

La Selección Argentina de básquet logró una proeza histórica al alcanzar la tercer final del mundo de su historia. El elenco dirigido por Sergio Hernández derrotó a grandes equipos como Serbia o Francia que, en la previa al certamen mundialista, eran candidatos a quedarse con el título en territorio chino.

El elenco nacional fue comandado por el Oveja Hernández quien destacó a los jugadores que conformaron el plantel que conquistó la plata en China y el oro en los Panamericanos de Lima. “Perdimos la final y seguiré diciendo que es el mejor equipo que dirigí en mi vida. Y eso que dirigí a los Rolling Stones”, comentó en diálogo con Clarín.

Por otro lado, destacó  a los jugadores argentinos que siempre sintieron que podían dar más. “Lo que más me sorprendió es que no nos sorprendiéramosVos te convertís en un equipo bueno cuando no te sorprendés porque hiciste algo que no se esperaba que hicieras. Los demás se sorprendían. Nuestros protagonistas, no”, manifestó.

“Para ellos era algo absolutamente normal lo que habían hecho. Nunca entramos al vestuario y alguien dijo: “¡Le ganamos a Serbia!” No, lo tomaban como algo absolutamente natural antes, durante y después”, agregó. “Es que para los de afuera un Mundial se da cada 4 o 5 años, pero como tenemos mucha presencia en la Euroliga, ese contexto es el día a día de Campazzo, Garino, Vildoza, Deck, Scola…”, sentenció.

Por último, se refirió al reconocimiento que recibió por parte de otros entrenadores. “Antes de jugar contra España. Desde mi amigo Sergio Scariolo (DT del campeón), súper afectuoso y respetuoso desde que terminó el partido, hasta Popovich, que me mandó antes y después de la final y Sasha Djordjevic (entrenador serbio) fue tan generoso con sus comentarios…Me han llenado el alma. Tengo combustible para unos cuantos años”, concluyó Sergio Hernández.