La otra cara de Roger Federer: así fue la pelea del suizo con el umpire en Shanghai

Fuente: Twitter de la ATP.

El tenista veterano se mostró irreconocible en su derrota contra Alexander Zverev.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/10/11/la-otra-cara-de-roger-federer-asi-fue-la-pelea-del-suizo-con-el-umpire-en-shanghai/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-11T19:30:33-03:00">octubre 11, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-11T19:30:35-03:00">octubre 11, 2019</time></a>

La historia del tenis ubica a muchos jugadores que se convirtieron en leyendas. Pero difícilmente alguno pueda superar a Roger Federer. El máximo ganador de títulos de Grand Slams (20) es sin duda, un tenista en todo el sentido de la palabra. Pero algo por lo que se le reconocía por sobre todas las cosas, era por ser un caballero dentro y fuera de la cancha. Un hombre ejemplar.

Este viernes, el suizo cayó ante Alexander Zverev, con parciales de 6-3, 6-7 y 6-3, en un duelo que definía un cupo para estar entre los cuatro mejores del Masters 1000 de Shanghai (China). Pero más allá de la derrota, que de por sí fue dolorosa, lo que realmente sorprendió fu su reacción y un momento que se vivió con total intensidad durante el encuentro.

Todo sucedió en el último set. El partido iba empatado en cuanto a parciales se refiere. Recién arrancaba el tercero y el alemán ya iba arriba 3-0 con ventaja de servicio. Por su parte, del otro lado, estaba un Federer irreconocible. El suizo, antes de su saque, en una muestra de su descontento por cómo iban las cosas, tomó la raqueta y conectó un golpe sin demasiada fuerza. Como era de esperarse, la pelota voló por el aire y salió de la cancha.

La acción fue juzgada como “antideportiva” y el veterano fue sancionado de inmediato, por lo que se le acreditó el punto a Zverev. Evidentemente, eso solo hizo que Federer se enojara el doble, así que se acercó a la silla del juez y comenzó a reclamarle por la decisión. “Le pegué con el marco”, dijo inicialmente el jugador nacido en Suiza. “Sí, pero no quisiste alcanzársela a los ball boys, Roger”, contestó el referí.

Las cosas no terminaron allí y la discuta comenzó a subir de tono. “Ah, le pegué enojado”, respondió el de 38 años al árbitro. “Ok, no le pegaste con toda tu fuerza, pero…”, decía el juez, hasta que Federer lo interrumpió. “Ni siquiera la golpee fuerte. Entonces, ¿cuál es el motivo del castigo?”. Las cosas se ponían cada vez peor, pero el umpire sentenció todo con: “No creo que tenga que explicar todo. Es obvio lo que hiciste”. Sin duda, un momento de incomodidad para todos, que solo ensució aún más la derrota del suizo.