Sergio Hernández y un reconocimiento a la Generación Dorada: “Ellos nos han enseñado…”

El entrenador de la Selección Argentina de básquet hizo referencia a las enseñanzas de los grandes jugadores que tuvo el elenco nacional.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/10/11/sergio-hernandez-y-un-reconocimiento-a-la-generacion-dorada-ellos-nos-han-ensenado/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-11T09:52:54-03:00">octubre 11, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-11T09:52:55-03:00">octubre 11, 2019</time></a>

Argentina es el único país que ha podido ganar la medalla de oro en el básquet masculino de los Juegos Olímpicos desde que Estados Unidos compite con jugadores NBA. El resto de las preseas han sido todas para el conjunto americano que debió modificar su forma de jugar luego de esa histórica consagración del equipo argentino.

La Generación Dorada tuvo una importante influencia en el deporte argentino y así lo entiende Sergio Hernández. “Tuvimos la suerte de contar en los últimos 20 años con tipos como Ginóbili, Oberto, Pepe Sánchez, Nocioni, Scola y ahora Campazzo, jugadores extremadamente buenos, que han tenido los mejores entrenadores en los mejores equipos, que recorrieron el mundo entero y que nos enseñaban mucho con un nivel de inteligencia y curiosidad por encima de la media”, manifestó el seleccionador.

“Ellos nos han enseñado que el verdadero objetivo es la búsqueda de la excelencia y eso te lleva un resultado determinado”, agregó el entrenador de la Selección Argentina. “Obviamente que todo lo que hacemos es para ganar, porque si no parece que uno es lírico. Todo lo que armamos es para ganar. Ahora, ¿qué es ganar? ¿A quién le tenemos que ganar?”, sentenció.

Por último, Hernández se refirió a la importancia  que tiene marcarse los objetivos claros. “Por eso el deporte “individual”, donde la motivación es propia, te enseña tantas cosas. En el atletismo, la gimnasia, la natación, ¿para qué laburan durante cuatro años, se entrenan, van al gimnasio, se cuidan en la comida y se miden hasta el sueño profundo? Si corren 100 metros en 10 segundos, si nadan contra los otros en minutos, si hacen una rutina de poco más de un minuto… “, comentó.

“Ellos no se sienten contentos o tristes, “exitosos” o “fracasados”, en función de si ganan o no, sino en función del tiempo o la marca que hagan” agregó.Si no, ¿para qué se entrenaba el que corría contra Usain Bolt ​en lugar de decirle al de la pistola: ‘No dispares que voy a correr una carrera que ya sé que no voy a ganar’”, concluyó Sergio Hernández.