Fuerte revelación de Hernández: “Si hubiésemos perdido el oro en Lima…”

El entrenador de la Selección Argentina develó su análisis sobre lo sucedido en la previa del Mundial.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/10/12/180942/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-12T09:41:16-03:00">octubre 12, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-12T09:47:27-03:00">octubre 12, 2019</time></a>

Argentina realizó una larga preparación para la Copa del Mundo. El equipo dirigido por Sergio Hernández, participó con su plantel mundialista de los Juegos Panamericanos de Lima, una competencia menor, pero que nuestro país no conseguía ganar desde los Juegos de Mar del Plata 1995.

El elenco nacional solo perdió un partido y se quedó con la medalla dorada en la capital peruana, algo que envalentonó al combinado nacional de cara a lo que fue el subcampeonato en China. Sergio Hernández reveló sus expectativas respecto a ese campeonato donde Argentina se subió a lo más alto del podio. “Si un mes atrás no hubiésemos ganado el oro panamericano en Lima, yo habría dicho: “Perdimos el oro; no ganamos la plata”. Porque no es todo lo mismo”, manifestó.

“A Lima fuimos a buscar ese oro, a prepararnos para el Mundial y a poner al equipo en un escenario de máxima presión. Logramos las tres cosas, que no siempre se logran”, añadió. “Si perdíamos, sin vergüenza hubiera dicho: “Perdimos el oro”. Nos hubiéramos colgado la plata, subido al podio y saludado al rival, pero hubiésemos sentido un semi fracaso”, sentenció.

Hernández diferenció este torneo del que se disputó en China donde Argentina derrotó a equipos de mayor calidad individual. “En cambio, al Mundial lo consideramos un éxito apenas terminó el partido con España, más allá de la tristeza por haber perdido. Hablar del resultado, si no profundizás, es muy relativo”, aseguró.

Por último, habló sobre cómo se lidia con el éxito y el fracaso deportivo “Vos no tenés un claro conocimiento de qué es el éxito o qué es el fracaso. En un momento de tu carrera, considerás que perder es un fracaso. Debés tener una preparación que no tenemos, porque más allá de lo que vos creés, tenés que absorber lo que viene de afuera. Esa enorme necesidad de la sociedad de ponerte como “exitoso” o genio si ganás o como “fracasado” si no te va bien. Es ridículo. No sos ni una cosa ni la otra”, cerró Hernández.