La salud de Carlos Bilardo en boca de su hermano

Jorge brindó detalles respecto a cómo se encuentra el director técnico campeón del mundo con Argentina en 1986.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/10/12/la-salud-de-carlos-bilardo-en-boca-de-su-hermano/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-12T13:57:47-03:00">octubre 12, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-12T13:57:48-03:00">octubre 12, 2019</time></a>

Carlos Salvador Bilardo lucha contra el síndrome de Hakim-Adams. El histórico entrenador de la Selección Argentina tiene esta extraña enfermedad que le provocó numerosas intervenciones quirúrgicas para estabilizarlo. Hace algunos meses atrás, estuvo sumamente grave pero poco a poco comienza a recuperarse. Con el alta recibida, la rehabilitación es lo que lleva a cabo en estos momentos.

El hermano de quien lideró al combinado selectivo a ganar el segundo Mundial de su historia en 1986 realizó declaraciones. Jorge, en diálogo con Super Deportivo, comentó cómo se halla el extécnico de Boca en el año 1996. “Hoy Carlos está bien. Estuvo mucho tiempo en cama, y va al kinesiólogo, pero camina, se baña, come…”.

Además, dejó un detalle interesante respecto a un excompañero suyo como jugador en el Estudiantes tricampeón de Copa Libertadores. Y contó que irá el 9 de noviembre a el apertura del renovado Estadio José Luis Hirschi en 1 y 57. “Carlos tenía de presión cuatro de máxima y tres de mínima, y vino (Carlos) Pachamé, le dio la mano y empezó a levantar. Los médicos nos habían dicho que nos despidamos porque ya estaba… No sé cómo puede reaccionar Carlos el 9 en la inauguración de la cancha. Ya tenemos pensado ir con un enfermero”.

El Narigón fue operado hace unos meses porque “tenía mucha sangre y pus en el cerebro”, complicación por la que le colocaron un catéter para que pueda drenar la zona. Hace poco más de un mes había atravesado una intervención similar en el mismo centro médico del barrio porteño de la Recoleta, en donde es atendido por una enfermedad neurológica producto del síndrome de Hakim-Adams. Recordemos que la enfermedad que sufre es conocida como hidrocefalia normotensiva, lo que provoca trastornos de memoria y estabilidad.

Además, Bilardo se recuperó a mediados de mayo de una neumonía que obligó a su traslado desde la clínica donde estaba internado desde hace un año por una enfermedad neurológica a un hospital de la ciudad de Buenos Aires. De acuerdo con lo que le reveló su entorno en aquel momento, el estado del ex DT albiceleste es “irreversible” respecto del síndrome de Hakim-Adams, que lo afecta desde que fue internado en junio del 2018.