Diego Cagna palpitó el Superclásico del martes

Uno de los jugadores influyentes en la historia de Boca habló respecto a la vuelta de las semifinales de la Copa Libertadores.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/10/17/diego-cagna-palpito-el-superclasico-del-martes/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-17T13:52:32-03:00">octubre 17, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-17T13:52:33-03:00">octubre 17, 2019</time></a>

Restan apenas cinco días para lo que será el desarrollo del partido de vuelta de las semifinales de la Copa Libertadores entre Boca y River. Diego Cagna, hombre que calzó la camiseta azul y oro entre 1996 y 2000 y el último ciclo desde 2002 a 2006, contó cómo vive la previa a dicho duelo. “Los días cercanos, mismo el día del partido, se vive con nervios. Mis hijos y toda mi familia es de Boca. Obviamente deseamos que se pueda revertir esto”.

Luego, el entrenador que insertó a Tigre en Primera División en 2007 analizó a su colega Gustavo Alfaro. “Creo que Gustavo tiene esa forma de jugar, piensa en el tema de la pelota parada pese a que pone un “9” como volante. Lo perjudica, pero es parte de lo que es un estilo del mismo entrenador. Sacó resultados, va primero en el campeonato, no es malo, pero el resultado contra River te delata más”.

También, en diálogo con el programa “Agenda Fox Sports”, el exjugador de Argentinos Juniors dio los argumentos por los que uno u otro equipo podrían clasificar. “River en estos momentos es el mejor equipo de Argentina. Si me baso en Boca es porque posee muchas opciones en su equipo como para darlo vuelta. Además, sabemos que en el fútbol puede pasar cualquier cosa y uno confía en que pueda revertir esto”.

A su vez, el ganador de nueve títulos con el Xeneize habló su excompañero Carlos Tevez. “Si él está bien físicamente y está a pleno, me gustaría que juegue por todo lo que significa. Él representa mucho en la cancha tanto para sus compañeros como sus rivales. Siempre en un Superclásico él se agranda y se potencia. Si no está al cien por cien, no es beneficio para el equipo, sostengo que me gustaría que juegue, pero decide el entrenador”.

Por último, el campeón del Torneo Clausura 1994 con Independiente determinó qué nombre tendría si se gesta la remontada. “No se si es una hazaña, es un partido difícil y no es fácil darlo vuelta. Tampoco es un milagro, en el fútbol puede pasar cualquier cosa y Boca tiene jugadores para hacerlo. Tiene plantel, un buen técnico y puede darlo vuelta. Hazaña sería dar vuelta un 3-0 o 4-0, como Barcelona contra París Saint Germain. Un 2-0 no es tan definitorio”.