“Lo que pasó en el vestuario…” ¡El presidente de San Lorenzo dio detalles del escándalo con Espinoza en el clásico!

El Cuervo perdió 2 a 0 ante el Globo en el Tomás Ducó.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/10/21/lo-que-paso-en-el-vestuario-el-presidente-de-san-lorenzo-dio-detalles-del-escandalo-con-espinoza-en-el-clasico/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-21T19:33:39-03:00">octubre 21, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-21T19:33:41-03:00">octubre 21, 2019</time></a>

Huracán le ganó 2 a 0 a San Lorenzo ayer en el Tomás Adolfo Ducó y desató la alegría de miles de fanáticos del Globo que festejaron en una nueva edición del clásico de barrio más antiguo del mundo. Lucas Barrios y Fernando Coniglio le dieron el triunfo a los dirigidos por Néstor Apuzzo. Sin embargo, la victoria quedó empañada por el escándalo que envolvió al partido.

El clásico fue muy accidentado y estuvo repleto de polémicas. Los hinchas del Globo explotaron en el entretiempo en contra de la actuación del árbitro Fernando Espinoza debido a que el colegiado no había sancionado dos supuestos penales. El nerviosismo desde las tribunas se extendió al interior de la cancha y los jugadores fueron protagonistas del reclamo.

El juez explicó lo que pasó en el entretiempo en diálogo con TNT Sports una vez culminado el partido: “Entró gente al vestuario durante el entretiempo, tuvimos más de 20 personas. Entre ellos estaban algunos dirigentes y el presidente de Huracán. Todo va a quedar en el informe”, expresó. Las declaraciones de Espinoza fueron tapa de todos los diarios.

Sin embargo, el presidente de Huracán Alejandro Nadur se encargó de desmentir los dichos del juez en varios medios: “Si un árbitro dice que un dirigente o un presidente de Huracán entró al vestuario de ellos, desmiéntanlo por favor. Ninguna persona entró al vestuario, ni socios, ni simpatizantes, por favor. Cuando terminó el primer tiempo, bajé a hablar con los jugadores para darles tranquilidad para jugar el resto del partido y luego me volví”, aseguró.

La cuestión no quedó ahí sino que el pope de San Lorenzo Matías Lammens también se refirió al escándalo: “Lo que pasó en el vestuario del árbitro fue algo fuera de lo común. Son partidos que no me gusta perder. Nuestros abogados están trabajando, lo de Nadur fue una situación fuera de lo común, las entidades que designan a los árbitros deberían tomar alguna medida”, expresó en diálogo con Canal 26 durante el debate presidencial que se llevó a cabo ayer a la noche.