Alfaro, entre la eliminación y su futuro

Fuente: Diario Olé.

El entrenador del Xeneize analizó el partido ante River y se refirió a su continuidad.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/10/23/alfaro-entre-la-eliminacion-y-su-futuro/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-23T01:35:52-03:00">octubre 23, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-23T01:37:31-03:00">octubre 23, 2019</time></a>

Boca venció a River por 1-0 pero no pudo marcar el segundo gol para llevar la serie a una definición por penales y quedó eliminado en semifinales de Copa Libertadores. Si bien la imagen, tanto futbolística como mental, que dejó el equipo es positiva; las consecuencias en el club de la Ribera serán muchas.

Tras el partido, en conferencia de prensa, Gustavo Alfaro analizó el duelo y se mostró apenado por la derrota: “Tengo bronca por un lado, merecíamos llegar mínimamente a penales. Hicimos méritos para ganar por dos goles de diferencia, nos faltó precisión y un poco agresividad en el primer tiempo, mejoramos en el complemento. Buscamos el resultado en todo momento, conseguimos abrirlos y tuvimos chances al final asumiendo riesgos. Nos quedamos con las manos vacías”.

Como es costumbre, también se refirió a las críticas recibidas por la prensa y señaló: “Fui muy criticado porque no pateamos al arco en el Monumental y hoy River no pateó al arco acá, Boca fue muy superior. Le dije a los jugadores que no tengo reproches, tuve demasiados problemas para llevar a ambos partidos”. Y además, destacó el trabajo realizado por sus jugadores: “Jugaron más con el corazón que con los pulmones”.

Sobre el final, el entrenador del Xeneize sorprendió hablando de su futuro. Si bien no confirmó ni descartó su continuidad, el mensaje dejó muchas dudas: “No hago un análisis por dos partidos. Llegamos a semifinales, siento pena por los jugadores y el hincha que estaba muy ilusionado. Hay cosas que mejorar pero no tengo reproches y no haría nada distinto de lo que hice desde el 3 de enero para acá. Era difícil estar de pie en ese vestuario, había que ser valiente para estar en el club en este tiempo, me siento identificado con la respuesta de los futbolistas”.

Por último, sentenció: “Estoy orgulloso de haber estado este tiempo en Boca, no es fácil sentarse en esta silla, soportando las críticas y que te peguen con bajeza. Uno tiene que agachar la cabeza y trabajar. Después de todo, a pesar de la derrota, fue un gran aprendizaje. Burdisso quiso hablarme de una renovación de contrato y yo le dije que no era el momento. Quiero terminar de la mejor manera posible estos partidos que quedan y después irme a mi casa a recuperar mi vida”.

Recordemos que Alfaro selló su vínculo con el club hasta diciembre de 2019. En el medio, están las elecciones presidenciales que marcarán el futuro de Boca para el próximo año. Si continúa el oficialismo y el actual mánager lo convence, podría mantenerse. ¿Seguirá en el banco de Brandsen 805?