Exequiel Palacios y una autocrítica tras el Superclásico: “No se vio al River que…”

Fuente: Diario Clarín.

El mediocampista del Millonario hizo un análisis del choque ante Boca.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/10/23/exequiel-palacios-y-una-autocritica-tras-el-superclasico-no-se-vio-al-river-que/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-23T00:43:24-03:00">octubre 23, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-23T00:43:25-03:00">octubre 23, 2019</time></a>

La Copa Libertadores ya tiene a su primer finalista de esta temporada. Se trata de River Plate, que pudo aguantar todo el empuje de Boca Juniors y pese a caer 1-0, el marcador global fue de 1-2 por el resultado de la ida. Diferencia más que suficiente para obtener el primer cupo hacia Santiago de Chile, donde se disputará la gran final del torneo continental en contra del ganador de la llave de Gremio y Flamenco.

Una de las figuras del encuentro fue Exequiel Palacios, quien mantuvo el orden en la mitad de la cancha logró darle una salida limpia al equipo, demostrando así toda la madurez que ha obtenido y la experiencia de ha adquirido de jugar al lado de un veterano como Enzo Pérez. Por eso, en la entrevista post-partido, el volante dejó un análisis autocrítico pero acertado.

“No se vio el River que estamos a costumbrados a ver. Pero era una final, una batalla, un partido muy complicado. Ellos se hacían fuertes acá de local (señaló el césped de la Bombonera). Esto era un clásico y los clásicos se juegan como lo jugamos, que era a muerte”, resaltó el mediocampista, refiriéndose a cómo se fue desarrollando el encuentro.

“Sentí mucho orgullo y muchas sensaciones, sobre todo porque este grupo tiene mucho carácter, mucha humildad, por eso me llené de orgullo, ahora estoy emocionado y feliz porque soy hincha de este club y nada, dedicarle este triunfo a mi familia y amigos que son los que siempre apoyan”, reconoció Palacios para referirse al momento exacto en el que se dio el silbatazo final.

Cuando le preguntaron sobre a quién espera en la gran final, entre Gremio y Flamenco, que son los que disputan la otra llave, Exequiel fue claro y firme. “No, no espero a nadie en especial. Que pase el que tenga que pasar y ya luego veremos. Por ahora a festejar con los muchachos, con toda la familia, con los hinchas que seguro nos van a estar esperando allá en el club”.