Estudiantes alargó su racha contra Talleres y se despidió con una sonrisa del Ciudad de La Plata

Fuente: Twitter de Estudiantes

"El Pincha" superó a la "T" por la mínima.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/11/08/estudiantes-alargo-su-racha-contra-talleres-y-se-despidio-con-una-sonrisa-del-ciudad-de-la-plata/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-11-08T21:31:33-03:00">noviembre 8, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-11-08T21:31:34-03:00">noviembre 8, 2019</time></a>

En un partido repleto de intensidad, con un tiempo para cada equipo y con varias incidencias importantes, Estudiantes de La Plata consiguió su cuarto triunfo consecutivo al ganar 1-0 ante Talleres de Córdoba. De este modo, “el Pinhca” y sumó nuevamente tres puntos de oro que lo posicionan bien en la tabla de la Superliga Argentina y a su vez, logró despedirse con una sonrisa del Estadio Ciudad de La Plata.

El primer gol del partido llegó de manera madrugadora. Nahuel Estévez recibió en el área chica y se metió hasta el fondo para llegar al mano a mano con el arquero. Su definición, que de por sí fue exquisita, no iba con dirección de arco. Sin embargo, el balón cayó muy cerca de los botines de Manuel Castro, quien solo tuvo que empujarla y marcó cuando solo iban dos minutos.

A partir de allí, todo se fue diluyendo poco a poco hasta que culminó el primer tiempo. Ninguno de los dos equipos propuso demasiado, aunque eran los académicos los que mostraron un juego un poco más lúcido. Los cordobeses, por su parte, no se vieron nada bien y estuvieron bastante confusos y erróneos durante la mayor parte del compromiso.

De igual manera, ya en el complemento, Talleres tuvo una oportunidad de oro, producto de un tiro libre ejecutado por Martín Payero, quien es un especialista en la materia. De este modo, el futbolista sacó un derechazo que iba directo al ángulo. Pero bien atento bajo los tres palo estaba el veterano Mariano Andujar, quien voló como en sus mejores tiempos y protagonizó una de las mejores atajadas del juego.

Ya cuando faltaba poco y nada para el final, la “T” estaba más motivada que nunca para buscar el empate. Pero ocurrió un hecho que marcaría para siempre el partido. Juan Ignacio Méndez, que ya estaba amonestado, le aplicó una fuerte falta a Matías Pellegrini y el juez principal le sacó la segunda amarilla, por lo que tuvo que salir expulsado en el mero momento de su equipo.