Así marcha el historial entre Lanús y Banfield

Foto: Twitter oficial de Lanús.

Los miembros del Clásico del Sur llevarán a cabo un nuevo enfrentamiento en la categoría más alta del fútbol argentino.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/11/09/asi-marcha-el-historial-entre-lanus-y-banfield/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-11-09T15:03:55-03:00">noviembre 9, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-11-09T15:03:56-03:00">noviembre 9, 2019</time></a>

De hinchadas más amistosas a una consolidación de una de las rivalidades atractivas que posee el conurbano de la provincia de Buenos Aires. Algún tiempo fue Talleres de Remedios de Escalada para el “Granate”, como también Los Andes el rival del “Taladro”. Hoy, Lanús y Banfield son los miembros representativos del denominado “Clásico del Sur”.

A partir de las 15:30, los que corresponden al partido de Lomas de Zamora tendrán que medirse desde el Estadio Néstor Díaz Pérez. Cuando ambos supieron lidiar en la Primera B Nacional o decir presente en la máxima categoría del fútbol argentino, allí se consolidó una rivalidad que seguirá vigente por mucho tiempo entre los mismos.

El historial dentro de la Primera División indica que de los 79 juegos afrontados, 33 tuvieron a los banfileños como los vencedores, 25 para el Grana y completan la marca los 21 empates. En lo que fue la 12º fecha, más precisamente el 9 de noviembre de 2018, de la Superliga fue que en el Lencho Francisco Sola los equipos de turno igualaron 0-0 en el último duelo entre ambos.

Mientras que en la cancha del equipo que hoy ejercerá la localía también hubo otro empate sin goles el 14 de abril de 2018 por la 23º jornada del campeonato. Para remontarse al último triunfo del Taladro hay que retroceder hacia el 13 de mayo de 2017 cuando Nicolás Bertolo marcó el único tanto de aquella oportunidad para los liderados por Julio César Falcioni.

Pero 12 días antes, ambos tuvieron que enfrentarse en el estadio de la calle Ramón Cabrero y Guidi y allí la historia fue otra. José Sand marcó por triplicado en una lluvia torrencial de aquel sábado 2 de abril, cuarteto completado por Marcelo Herrera de cabeza. Gonzalo Bettini y Brian Sarmiento supieron establecer los empates transitorios del 4-2 logrado por los liderados, en ese entonces, por Jorge Almirón.