La impresionante racha negativa de Independiente en Mendoza

La provincia cuyana no le sienta bien al Rojo que buscará quebrar una maldición que se extiende por medio siglo.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/11/09/la-impresionante-racha-negativa-de-independiente-en-mendoza/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-11-09T07:40:14-03:00">noviembre 9, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-11-09T07:40:17-03:00">noviembre 9, 2019</time></a>

Independiente tiene la posibilidad de hacer historia durante esta noche. Es que el equipo dirigido por Fernando Berón se medirá ante un golpeado Godoy Cruz que marcha en el último lugar de la tabla de posiciones, algo fundamental para el conjunto de Avellaneda que busca ganar en Mendoza después de medio siglo.

Para encontrar el último triunfo del conjunto de Avellaneda en esta provincia hay que retroceder 50 años. La última victoria del Rojo se dio el 2 de noviembre de 1969 por la fecha 10 del Nacional cuando visitó a San Martín de Mendoza, lo derrotó por 2-0 con dos goles de Héctor Yazalde y se quedó con un valioso triunfo en ese torneo que ganaría Boca.

Desde ese entonces, el elenco de Avellaneda nunca más pudo ganar en esta provincia. Independiente jugó Nacionales, el campeonato de Primera División, Copa Libertadores, Primera B Nacional, Superliga y hasta partidos por Copa Argentina en este escenario pero jamás pudo quedarse con los tres puntos.

En total, en estos 50 años, el Rojo jugó 22 partidos oficiales en la provincia de Mendoza. Cosechó doce empates y diez derrotas a lo largo de estas temporadas que incluyen la derrota con Atlético Tucumán en la Copa Argentina 2017 o la caída ante Independiente Rivadavia por 2-1 en la Primera B Nacional.

Más allá de esto, el equipo que más veces jugó en Mendoza ante el Rojo fue Godoy Cruz. El Tomba e Independiente se midieron doce veces en Cuyo con cinco triunfos para los locales y siete empates. Esta noche, el Malvinas Argentinas volverá a recibir al elenco de Avellaneda que tiene una oportunidad única de quebrar esta histórica racha.