Independiente debe y le deben dinero

Foto: Twitter oficial de Independiente.

El club de Avellaneda maneja la deuda negativa y positiva con dos equipos.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/11/17/independiente-debe-y-le-deben-dinero/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-11-17T14:12:36-03:00">noviembre 17, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-11-17T14:12:37-03:00">noviembre 17, 2019</time></a>

Compleja situación la que atraviesa en todos los sentidos Independiente en estos momentos. Desde lo futbolístico tiene que afrontar un cierre de año sin títulos pese a los varios frentes que tuvo para disputar y sin el director técnico definido. Actualmente Fernando Berón desempeña el interinazgo sabiendo que su lugar en el equipo es la coordinación de inferiores.

Desde lo económico también hay un problema que involucra a la institución. Octubre, noviembre y hasta algunos casos de cuatro meses es lo que adeuda el club hacia sus jugadores. A base de los ingresos televisivos podrían orientarse la paga de los mismos, el tema es que los porcentajes van aumentando en esa quita a medida que la deuda crece.

En lo que respecta a una parte “positiva”, Víctor Cuesta es uno de los referentes en la defensa de Internacional de Porto Alegre, sin embargo el equipo no pagó en su totalidad el pase al Rojo. Actualmente, el conjunto de Brasil debe un total de un millón y medio de dólares por el 50% restante de su pase. Sin embargo, la parte negativa viene desde Belgrano de Córdoba, equipo que reclama 250.000 dólares por el 50% del bonus que los de Avellaneda cobraron cuando Zenit conquistó la Premier de Rusia.

Su pasivo en el balance indicó un total de 19 millones de dólares, números preocupantes pensando en el tipo de cambio y la economía del país. Enero será el mes donde la venta tiene que producirse para que las arcas empiecen a cubrir baches por deudas de pases como la paga de 2 millones verdes a América de México por Silvio Romero y otro número que no se sabe aún por Cecilio Domínguez, otros dos hacia Torino por Gastón Silva, U$s 298.000 a Celta de Vigo por Pablo Hernández y U$s 850.000 a Defensor Sporting por Carlos Benavídez.

Además, hay deudas en rescisiones como la de Francisco Silva por 595.000 dólares, Fernando Amorebieta por 550.000 euros y el exdirigente de la gestión de Javier Cantero, Claudio Ciancio, de 1 millón verde por aportar en la construcción de los palcos del sector norte del Estadio Libertadores de América. Por último está la deuda hacia Emelec por el préstamo de Fernando Gaibor al Al-Wasl de Emiratos Árabes por 210.000 verdes porque los ecuatorianos son dueños del 30% de su pase.