Riquelme en Rosario: “Es hora de volver al club”

El ídolo sigue haciendo campaña de cara a las elecciones.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/12/03/riquelme-en-rosario-es-hora-de-volver-al-club/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-12-03T07:30:04-03:00">diciembre 3, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-12-03T07:32:36-03:00">diciembre 3, 2019</time></a>

Sigue el clima caliente en Boca y a falta de cinco días para las elecciones presidenciales los candidatos continúan con su recorrido por el país haciendo campaña para recibir el voto de los hinchas el próximo 8 de diciembre. En esta oportunidad Juan Román Riquelme estuvo en las instalaciones del sindicato de trabajadores de vidrio en Rosario para pedirle a toda la gente que lo acompañe el domingo.

También habló en conferencia de prensa y se refirió a lo que vivió el último fin de semana en su regreso a la Bombonera para presencia el partido entre el Xeneize y Argentinos Juniors, el cual finalizó igualado por 1-1. “Volver a la cancha es hermoso, volví después de muchos años. Estaba por Parque Lezama y ya me transpiraba la mano. Es mi lugar, llegué a esa cancha y me quería quedar ahí”, reconoció.

El punto fuerte llegó cuando se le consultó por la negativa al hincha para poder ingresar al estadio con las caretas con su cara. “Fue raro, no sé si jugué muy bien a la pelota o más o menos. Sé que alguna alegría le di al hincha, y ver que estén tirando las caretas al piso es un momento triste. Queremos ayudar, estamos convencidos que es el momento de volver a nuestro club”, remarcó el Diez.

Daniel Angelici estuvo en Fox Sports Radio y disparó munición pesada contra el ídolo, acusándolo de haber pedido dinero para participar políticamente. No obstante el ex jugador evitó responder, alegando que “venía en la ruta” rumbo a la ciudad santafesina. En las últimas semanas se desató una verdadera guerra para obtener el mando de uno de los clubes más importantes del continente.

Por último Román criticó la dirección deportiva del club de la ribera en los últimos años e hizo una comparación con lo que sucede en el eterno rival. “Hace cinco años atrás si le preguntaban a un hincha de River que nos podían alcanzar en copas Libertadores, iba a decir que era imposible. Si Flamengo no gana el partido, hoy estaríamos seis copas a cinco”, concluyó.