¿Otro que se va a un grande? Leandro Paredes recibió la oferta de su vida

El volante argentino pasa por un buen momento.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/12/04/otro-que-se-va-a-un-grande-leandro-paredes-recibio-la-oferta-de-su-vida/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-12-04T19:13:52-03:00">diciembre 4, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-12-04T19:13:53-03:00">diciembre 4, 2019</time></a>

Leandro Paredes es uno de los jugadores argentinos con mejor actualidad. El volante del París Saint Germain demostró que puede rendir en cualquier lugar, incluso en la Selección Argentina, donde ya se convirtió en una de las piezas inamovibles para Lionel Scaloni en el centro del campo. Por eso, hay varios equipos que están interesados en adquirir sus servicios.

Y es que el mercado de pases de invierno está a la vuelta de la esquina en el viejo continente y el mediocampista de contención es uno de los apuntados por varios clubes. Entre varias ofertas, una de las más destacadas es la que le hizo el Manchester United, que necesita con carácter urgente a un jugador de las aptitudes del argentino para poder salir del bache en el que se encuentra.

Desde Italia, también hay otras dos propuestas que involucran al jugador del PSG. Por un lado, el AC Milan, que recientemente cambió de director técnico y ahora posee a Stefano Pioli, quien está en busca de un contención como Paredes. Además, el Napoli de Carlo Ancelotti también se metió en la puja. Es de destacar que Leandro ya tuvo un pasado por la Serie A, cuando militaba en las filas de la Roma.

Es importante recordar también que hace poco, Leandro Paredes fue protagonista de una polémica en la Albiceleste junto con Lautaro Martínez, durante el triunfo 6-1 sobre Ecuador. Todo ocurrió en la primera media hora de juego, cuando el combinado nacional estaba en su mejor momento. Marcos Acuña metió una escapada descomunal por banda izquierda y sirvió el balón al centro del área chica, justo donde estaba Lautaro. Pero el delantero del Inter sería derribado por Darío Aimar. El árbitro principal no dudó en sentenciar la pena máxima.

Inmediatamente, Leandro Paredes tomó la pelota. En teoría, era lo más correcto. Lionel Scaloni lo había designado al mediocampista del París Saint Germain para que cobrara todos los penales de la Selección. Sin embargo, pasó algo inesperado: el “Torito” empezó a exigir de manera intensa el balón, ya que deseaba ser él quien realizara la anotación.