Un juvenil de River se fue a Europa

El juvenil se marchó al Villarreal de España por patria potestad.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2020/01/15/un-juvenil-de-river-se-fue-a-europa/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-01-15T16:36:04-03:00">enero 15, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-01-15T16:36:07-03:00">enero 15, 2020</time></a>

River Plate sigue siendo una cantera inagotable de buenos talentos, y es por eso que en los últimos años, Marcelo Gallardo decidió mirar más hacia las divisiones inferiores y menos en el mercado externo. Recientemente se cerró la venta de Exequiel Palacios por más de 15 millones de euros, y hay otros valores en el primer equipo como Martínez Quarta y Montiel, que ya son bien vistos en Europa.

Pero las juveniles del Millonario han sufrido un duro golpe en el día de hoy. Se confirmó que la institución de Núñez pierde a uno de sus futbolistas más prometedores, y al club no le quedará dinero. Se trata de Tiago Geralnik, un volante ofensivo de 16 años que está cerca del Villarreal de España y llegaría por patria potestad. Venía jugando en la séptima y sexta división y estaba cerca de firmar su primer contrato.

Su llegada al club de Núñez se produjo en el 2018 desde el club de Rosario ADIUR, una institución que tiene una afiliación con el Submarino amarillo. En su momento el jugador tuvo la chance de ir directamente a España, pero en su momento la familia decidió seguir en la Argentina. Ahora sus padres tomaron la decisión de radicarse en el viejo continente.

Geralnik estuvo cerca de ir al mundial Sub17 representando a la Argentina, pero finalmente no fue seleccionado por Pablo Aimar. No obstante fue con la albiceleste a un torneo Sub 16 en Francia, y allí brilló, convirtiéndose en el mejor jugador del torneo. Ahora River quiere llegar a algún tipo de acuerdo con el club que lo fiche para obtener un rédito económico, aunque la situación es muy complicada.

Hace algunos meses el Millonario vivió una situación similar con el delantero Giuliano Simeone, hijo del Cholo, que también se marchó por patria potestad al Atlético Madrid. No obstante, en este caso los dirigentes pudieron acordar con sus pares españoles el pago de una suma de dinero, mostrando buena voluntad y al mismo tiempo mantener las relaciones pensando en el futuro.