Julian Villalón

Imágenes estremecedoras: un juvenil de Vélez sufrió un accidente de gravedad

Julián Villalón, jugador de 20 años, permanece internado luego de haberse quemado con aceite hirviendo.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2020/03/22/imagenes-estremecedoras-un-juvenil-de-velez-sufrio-un-accidente-de-gravedad/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-03-22T20:15:16-03:00">marzo 22, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-03-22T20:15:17-03:00">marzo 22, 2020</time></a>

Todo el mundo Vélez se alarmó con la noticia de que uno de sus jugadores había sufrido un accidente doméstico grave. Julián Villalón, lateral izquierdo de la Reserva fue hospitalizado luego se haberse quemado parte de la cara y el cuerpo con aceite hirviendo. Desde la dirigencia del Fortín se aseguraron de llevar cierta tranquilidad y aclarar la situación.

“En un primer momento se asustó porque le había caído en la cara pero por suerte los ojos nunca corrieron peligro. Ahora está con las curaciones, yendo al Hospital del Quemado y siendo seguido por los médicos del club”, afirmaron. Luego de que se conociera el hecho, hubo varios rumores dando vueltas, sobre la forma en la que sucedió el accidente.

En un primer momento se dijo que el jugador estaba con sus padres en Córdoba cocinando churros de manera cacera. Esto fue totalmente desmentido y se confirmó que fue en Buenos Aires. Además se informó que el hecho sucedió hace una semana, y que se conoció hace sólo algunas horas. Finalmente el propio jugador se encargó de emitir un mensaje a través de Twitter.

El mensaje de Villalón

“Me he salvado porque hay un Dios tan grande que me cuidó y no dejó que nada grave me pase. Pensé lo peor, pensé que todo se terminaba. Fue el peor momento de mi vida. ¡Gracias a Dios estoy bien! Ahora, cuestión de tiempo y sólo será un recuerdo”, explicó Villalón. Las fotos que se difundieron son realmente impresionantes, lo que deja de manifiesto la gravedad de las quemaduras.

El lateral se encuentra bien, aunque sigue yendo a controles al Hospital de Quemados. Más allá del susto, todo parece ir de la mejor manera en su recuperación. Ahora será cuestión de tiempo para que pueda volver a la actividad normal. El periodo de cuarentena obligatoria por el coronavirus le ayudará a no perder tantos entrenamientos con sus compañeros.