Marcelo Tinelli

Superliga: Suspendido el control de pagos

Marcelo Tinelli

La Superliga Argentina se pone del lado de los clubes en la crisis económica arrastrada por el coronavirus, y será flexible con el pago de los salarios
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2020/03/22/superliga-suspendido-el-control-de-pagos/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-03-22T10:10:08-03:00">marzo 22, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-03-22T10:10:09-03:00">marzo 22, 2020</time></a>

El parón general del fútbol argentino, así como está sucediendo en las ligas más importantes del mundo, está generando un fuerte impacto económico. Los clubes no están facturando por taquillas ni por derechos televisivos, por lo que el pago de las nóminas es un verdadero problema. Ante esta situación, la Superliga Argentina hará una excepción, según lo informa el diario Olé.

El nuevo presidente de la Superliga Argentina, Marcelo Tinelli envió una carta a los directivos de los clubes nacionales, anunciando que habrá una suspensión de algunos artículos del reglamento hasta el 31 de marzo por la crisis sanitaria. Puntualmente, los artículos suspendidos tienen relación con el control de pagos y el Fair Play Financiero.

Polémica en las puertas

Esta decisión puede traer problemas con el gremio de fútbolistas argentinos, quienes se verán directamente perjudicados por no recibir sus pagos, al menos no a tiempo ni en su totalidad. Esto puede ser sumamente perjudicial para muchos jugadores, especialmente los de los clubes del Ascenso. Estos claramente no cuentan con sueldos millonarios, y sufrirán la reducción salarial.

Clubes europeos trabajan en la reducción de salarios

El impacto del parón futbístico no solo afecta a los clubes argentinos. Tal y como lo informó El Intransigente, los clubes de élite en Europa trabajan en una reducción salarial consensuada, que podría ser del 30%. El Inter de Milán estaría liderando esta iniciativa, de modo que se tome la misma medida en el fútbol del ‘Viejo Continente’.

Existen otros casos como los del Borussia Monchengladbach y la AS Roma. Los planteles de estos clubes ofrecieron voluntariamente un porcentaje de su salario, de modo que no se redujera los sueldos de los trabajadores de otras áreas de los clubes, quienes no cobran millones de euros al año y se verían más perjudicados por la medida.