Ping Pong

Las peligrosas apuestas deportivas en tiempos de coronavirus

Con la suspensión de casi todas las actividades deportivas, los apostadores arriesgan su dinero en deportes extraños..
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2020/03/23/las-peligrosas-apuestas-deportivas-en-tiempos-de-coronavirus/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-03-23T00:51:38-03:00">marzo 23, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-03-23T00:51:39-03:00">marzo 23, 2020</time></a>

Por el avance del coronavirus en todo el planeta, casi todas las actividades deportivas empezaron a suspenderse. En principio se buscaba seguir de todas formas, con partidos de fútbol a puertas cerradas. Posteriormente se dieron cuenta que la situación era más grave de lo que se pensaba. Esto también le pasó a otras actividades de mucha popularidad.

El circuito de tenis quedó suspendido por seis semanas como mínimo, torneos de Rugby fueron cancelados, al igual que la NBA. Además de los mismos deportistas, las instituciones y los aficionados, hubo otro rubro directamente relacionado que sufrió por esta pandemia. Las casas de apuestas dejaron de tener material para que los apostadores puedan invertir su dinero.

No obstante, la casa siempre gana. Es por eso que en los sitios de apuestas online empezaron a surgir oportunidades para lanzar dinero en deportes que no son tan llamativos. No obstante siguen teniendo actividad más allá de la cuarentena mundial, y es por eso que el que quiera puede apostar. Esto empezó a llamar la atención de organismos gubernamentales.

Hoy en día se puede apostar por ejemplo en partidos de ping pong. En materia fútbol, la liga de Bielorrusia comenzó con su temporada, siendo la única que se disputa en toda Europa. Lo más llamativo es que también se puede arriesgar el dinero en partidos virtuales, en juegos como el FIFA o Pro Evolution Soccer (PES). El primero en tomar medidas fue el parlamento inglés.

Si bien no pudieron pedir que las agencias cancelen sus actividades, pusieron un tope máximo a la apuesta diaria. Ahora cada usuario puede depositar sólo 50 libras. El motivo principal es la imprevisibilidad de estos deportes, lo que ocasionaría mayores pérdidas para los apostadores. La idea es que no se produzcan pérdidas masivas de poder adquisitivo en los ciudadanos.