Diego Maradona Gimnasia

Sorpresa en la cuarentena: ¡Gimnasia le ganó a Estudiantes!

Gimnasia.

Gimnasia lleva 10 años sin derrotar a Estudiantes en el clásico de La Plata, pero pudo romper la racha en un torneo virtual entre jugadores de primera división.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2020/03/25/sorpresa-en-la-cuarentena-gimnasia-le-gano-a-estudiantes/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-03-25T23:32:29-03:00">marzo 25, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-03-25T23:32:31-03:00">marzo 25, 2020</time></a>

En el fútbol argentino hay muchos clásicos y la mayoría son parejos, equilibrados. Pero hay uno que, sobre todo en tiempos recientes, sobresale por las amplias diferencias. El clásico de La Plata. Es tanta la superioridad de Estudiantes sobre Gimnasia que hace una década que el Lobo no gana. Pero hoy lo hizo. Aunque fue en un torneo de videojuegos.

Con motivo de la cuarentena obligatoria por la pandemia del coronavirus, se realizó un torneo especial de fútbol en PlayStation. Como ocurre en los últimos días con los jugadores del fútbol español, distintos jugadores de Argentina se juntaron para disputar un campeonato virtual. Y allí, Gimnasia le ganó a Estudiantes, aunque no pudo salir campeón.

El campeonato, organizado por IESA Argentina, incluyó a 16 jugadores de distintos equipos del fútbol argentino. El representante de Gimnasia fue Matías Melluso, que tuvo una actuación notable. Venció a Eric Remedi, futbolista de Atlanta United de la MLS, y a Juan Cruz Franzoni, jugador de Patronato. En semifinales, debió enfrentar a Tití Rodríguez, jugador de Estudiantes.

A diferencia de lo que ocurre en el clásico real, donde Gimnasia no gana desde hace 10 años, el Lobo se impuso en los videojuegos con una goleada impresionante: 8 a 2. El último triunfo de Gimnasia en el clásico fue en el Clausura 2010, cuando derrotó a Estudiantes 3 a 1. Desde entonces, el Pincha no perdió en 14 partidos y se convirtió en el dueño absoluto de La Plata.

Melluso rompió la racha y le ganó a Estudiantes, pero no pudo levantar la copa. En la final, el jugador de Gimnasia perdió con Domingo Blanco, de Independiente. El mediocampista del Rojo había derrotado a su compañero Juan di Lorenzo, que a su vez había dejado en el camino a la máxima estrella del torneo, el atacante de Boca, Eduardo Toto Salvio.