Barcelona quiere ser campeón, ¿qué le queda?

El Barcelona de Messi tiene un tramo para nada sencillo de acá al final de la liga y tendrá en el medio rivales de fuste que le complicarán las cosas.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2020/03/26/barcelona-quiere-ser-campeon-que-le-queda/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-03-26T08:18:26-03:00">marzo 26, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-03-26T08:18:27-03:00">marzo 26, 2020</time></a>

Los últimos meses para el Barcelona de Quique Setién han sido algo tortuosos, por momentos angustiantes. Es cierto que en el Barca no todo lo que brilla es oro. Pero el haber recuperado la punta de la Liga (líder con 58 puntos), aún con Real Madrid (56) pisándole los talones, reconforta de algún modo al equipo catalán. Queda escasa competencia y el trofeo está a la vuelta de la esquina.

Pero la gran pregunta es si Lionel Messi, junto a Antoine Griezmann y el recuperado Luis Suárez podrán alzarse con el vigésimo séptimo título de liga. Claro está que antes, deberán sortear un duro camino. ¿Qué le queda al Barcelona de acá al final del torneo? Si bien el parate mundial por coronavirus le augurará una larga espera, el conjunto culé sabe con quiénes debe medirse en estas 11 fechas que restan.

Por lo pronto, deberá afrontar su compromiso con el Mallorca de visitante y el Leganés en condición de local, por las jornadas 28 y 29, respectivamente. Pero en la trigésima fecha le espera una parada durísima: el Sevilla de Julien Lopetegui en el Sánchez Pizjuán, que marcha tercero y luchará por ese lugar para entrar a la Champions 2020-2021.

Aleti, un rival de fuste para Barcelona

Tras esa prueba de fuego, Messi y compañía tendrán enfrente a una trilogía incómoda, antes del clásico catalán ante el Espanyol. Athletic de Bilbao en casa, Celta en Vigo y un no tan picante Atlético de Madrid en el Camp Nou, que siempre intenta ser el verdugo del Barca y Real.

Luego de ese choque ante los dirigidos por Simeone, vendrá el Villarreal de Calleja por la jornada 34, el casi descendido Espanyol de local por la 35, Valladolid afuera, Osasuna en casa y cerrará con el siempre inquieto Deportivo Alavés. Un fixture para nada accesible aunque tampoco imposible para el Barcelona. Los de Setién ya saben cómo jugar estos partidos. El blaugrana va por todo.