Gastón Aguirre no olvida el triangular: "Solo en el fútbol argentino pasan esas cosas"

El exjugador de San Lorenzo, Gastón Aguirre recordó lo que fue, para muchos, una de las más grandes injusticias del fútbol argentino

El Torneo Apertura 2008 será recordado por siempre como uno de los más polémicos de los últimos tiempos del fútbol argentino. San Lorenzo, Boca Juniors y Tigre llegaron a la última fecha en igualdad de puntos, y para muchos, la definición del título en formato triangular fue una de las injusticias más grandes del fútbol local. Uno de los protagonistas de aquel triangular fue Gastón Aguirre, quien vestía la camiseta del ‘Ciclón’. El defensor recordó aquel torneo en una entrevista, dejando clara su postura con lo que ocurrió con el título.

¿Dónde nace la polémica?

Si bien hubo un triple empate en puntos para el cierre del Torneo Apertura 2008, fue el método de desempate el que causó el escándalo. En la gran mayoría de los torneos del mundo, el método de desempate, sea para el título, puestos internacionales o descenso, se hace por medio de la diferencia de gol o por enfrentamientos directos. No obstante, el reglamento del fútbol argentino ignoraba para la época este factor.

Para el cierre del torneo, San Lorenzo, Boca Juniors y Tigre igualaban en la primera posición con 29 unidades cada uno. No obstante, el ‘Cuervo’ tenía una diferencia de gol superior a la de sus equipos rivales. Fue esto lo que causó una gran discordia en el fútbol local, ya que, en cualquier otro torneo, este factor le hubiera dado el título a los de Boedo de forma inmediata. En cambio, se jugó un triangular en el que se consagró Boca.

Aguirre

A casi 12 años del polémico triangular, Gastón Aguirre continúa recordando el torneo como una injusticia. “No sé si es el dolor más grande de mi carrera, no lo tomo tan al extremo, pero sí fue algo que merecíamos. Son cosas que no se hacen y solamente en el fútbol argentino pueden pasar. Vos podés salir campeón o no, podés llegar a finales, pero lo que pasó en ese torneo… No te lo tengo que decir, todo el mundo lo sabe. Si tenés dos dedos de frente, sabés cómo fueron las cosas”.

El defensor recordó su paso por el club de Boedo, que duró desde el año 2007 hasta 2012, cuando firmó su regreso a Temperley.  El jugador cerró su ciclo en el equipo con 114 partidos disputados y un total de 5 goles. “Jamás me replanteé haber llegado a San Lorenzo. Tuve un técnico que siempre me bancó, futbolistas que me apoyaron en todo momento y lo hicieron cuando era resistido, pero por suerte lo pude revertir”.

Compartir en: