"Guardiola me desafió a marcar a Messi sin pegarle una sola patada"

Una de las máximas leyendas del Barcelona confesó el insólito pedido que le hizo Guardiola en un entrenamiento con Lionel Messi.

Las leyendas son justamente leyendas por su afán de dejar marcas en la historia de aquel lugar por el que pasaron. Algunos próceres y otros, grandes ídolos de la institución. En este caso, uno de los referentes más imporantes de la historia del Barcelona contó una imperdible anécdota de cuando el cuadro blaugrana pertenecía a Guardiola, Messi y asociados. Sí, aquella etapa de oro que quedará guardada para siempre en el fútbol mundial.

Carles Puyol es considerado uno de los máximos ídolos de la entidad culé. Su brillante ciclo en el Barca al lado de Pep Guardiola y Lionel Messi, en el que ganó absolutamente todo, lo identificó a flor de piel. Y en esta oportunidad, Tarzán contó una increíble anécdota que vivió junto al exentrenador blaugrana y el astro argentino. Una de esas que lo marcaron para siempre, más allá de los títulos y la gloria alcanzada.

“Recuerdo que en el inicio de la etapa con Pep Guardiola, solíamos hacer algunos partidos cortos. En uno de ellos me propuse hacerle un marcaje individual a Messi y la verdad es que me hundió en la miseria, relató Puyol, en diálogo con Mundo Deportivo. Y continuó: “Incluso Pep me desafió y me dijo: ‘No le des ninguna patada’. Y yo le contesté que si quería que no le diera ninguna patada, que parara el entrenamiento”.

En el mismo sentido, el exzaguero del Barcelona confesó cómo le fue aquella vez con la marca personal a Messi, en ese entrenamiento. “Probé de todo y no pude hacer nada. Tenía que ir con cuidado para no hacer una entrada dura, está claro, pero la verdad es que él tiene demasiados recursos. Nosotros vamos en cámara lenta y él va muy rápido”, explicó un derrotado pero risueño Puyol, sobre aquella anécdota.

Por su parte, Carles Puyol aprovechó para deshacerse en elogios para Leo y al mismo tiempo, mencionó cuáles son las virtudes que tiene el crack del Barca. “Messi cuando está en el campo, es muy competitivo, quiere ganar y utiliza todos los recursos que tiene, que no son pocos. Y ahora que lo pienso bien, seguro que me hizo caños, je“. recordó. Un durísimo desafío de Pep Guardiola al que seguramente ahora ha recurrido el mismísimo Quique Setién.

Compartir en: