"Guardiola me quiso en Barcelona para juntarme con Messi, Xavi e Iniesta: hubiese ido arrastrándome"

Una de las máximas leyendas del fútbol aseguró que estuvo a un paso del Barcelona de Guardiola y que el DT lo quería para acoplarlo con el tridente mágico.

Guardiola, Guardiola y Guardiola. Un apellido que resonará toda la existencia en el mundo Barcelona. El entrenador más exitoso de la historia culé, quien no sólo dejó su marca por la cantidad de títulos obtenidos, sino también, por la filosofía que promulgó y efectivizó con creces a lo largo de su etapa como DT. El fin no justifica los medios. Las formas siempre fueron el primer eslabón de la cadena. Y así construyó al mejor Barca de todos los tiempos.

Pero además de un entrenador implacable y brillante, Pep siempre fue un gran convincente. De esos que con un llamado lograban convencerte aún convencido. Y este fue el caso de una de las máximas leyendas futbolísticas de los últimos 30 años. Un volante exquisito, al que también en varias oportunidades intentó llevarse el Real Madrid, pero que confesó que lo había enamorado el Barcelona de Guardiola. Y que estuvo a un paso de llegar al equipo catalán: Andrea Pirlo.

Así lo refleja el italiano en su libro Pienso, luego juego: “Guardiola empezó a hablarme del Barcelona, diciéndome que era un mundo aparte, una máquina perfecta que casi se inventó a sí misma. Era elegante hasta el extremo, al igual que su conversación. `Somos ya muy fuertes, la verdad es que no podría pedir nada mejor, pero tú eres la guinda del pastel´, me dijo esa vez”.

El pedido de Guardiola para ir al Barcelona

En el mismo sentido, Pirlo confesó para qué lo quería Guardiola en el Barca, según le comentó el DT del Barcelona de ese entonces en aquella oportunidad. Pep en boca del volante azzurro: “Estamos buscando un mediocampista que se alterne con Xavi, Iniesta y Busquets, y además, se conecte con Messi. Y ese eres tú. Tienes todos los atributos para jugar en el Barcelona y uno en particular: eres internacional”.

Pero sobre el final, el ex Milan aseguró sobre aquella posibilidad: “Me habría arrastrado a cuatro patas hasta el Barcelona. En ese momento, era el mejor equipo del mundo”. En aquella oportunidad, estalló la polémica entre el volante y el presidente del Rossonero en ese entonces, Silvio Berlusconi. El exmandamás del Milan hizo lo imposible para que Pirlo no pudiera salir de allí. Y le quitó la chance de jugar en el mejor equipo de la historia.

Compartir en: