La insólita confesión de una leyenda del Barcelona: "Es difícil jugar con Messi"

Una de las máximas figuras del Barcelona de todos los tiempos, reivindicó la frase de Paulo Dybala y explicó lo complejo que es jugar al lado de Messi.

Nadie podrá olvidar sus pasos como jugador del Barcelona. Emulando los pasos de uno de los delanteros más significativos de ambos clubes como Luis Figo, vistió también la camiseta del Real Madrid. Pero los pasos agigantados que dio en el fútbol europeo hoy lo transforman en una voz absolutamente autorizada para hablar hasta de unas de las máximas figuras de todos los tiempos: Lionel Messi.

No es Paulo Dybala. Recayó en la misma frase pero partiendo de un concepto que él mismo defiende, por haber jugado a su lado y por haberlo conocido mucho. Javier Pedro Saviola no alcanzó a ser el astro que es hoy Messi pero sí alcanzó la estirpe de estrella. Tras su paso por River llegó al fútbol español y luego hilvanó una sucesión de éxitos que lo transformaron en uno de los grandes representantes argentinos en el mundo.

En esta oportunidad, Saviola emuló a la Joya cordobesa de la Juventus y explicó la complejidad que reviste jugar al lado de Leo Messi. “Dybala dijo que era difícil jugar con Messi y yo lo apoyé mucho, porque nadie entendió lo que quiso decir. Leo tiene un ritmo tan elevado, que a veces tenés que tener una concentración muy alta, estar muy pendiente del juego e ir al ritmo que impone el equipo. Uno piensa que es fácil, pero después va a un ritmo espectacular”, sostuvo el Conejo.

Por su parte, además de dar sus motivos por los que cree que es complejo jugar con Messi, Saviola alentó la posibilidad de que Lautaro Martínez llegue al Barcelona. “Me gusta mucho. Es un delantero que disfruto, porque es de esos con los que se puede tirar una pared y no sólo son goleadores. Juega bien al fútbol y tiene una manera especial de sentir lo que es su posición. Es uno de los jugadores con más evolución”, admitió el ex Barca.

Tras su exitosa etapa en River, Saviola partió en 2001 hacia el fútbol español. Su llegada al Barcelona fue una de las más esperadas por los hinchas culés y deleitó a todo el mundo azulgrana con sus goles. En 2004 arribó al Mónaco a préstamo y en 2006 regresó nuevamente al conjunto catalán. Entre 2007 y 2009, el Conejito vistió la camiseta del Real Madrid, un pase muy discutido por los simpatizantes blaugranas.

Compartir en: