Con la pandemia, se viene un cambio radical en el fútbol

El infectólogo Pedro Cahn explicó que dos cosas claves del fútbol se eliminarán cuando vuelva la actividad.

Todavía no se sabe cuándo volverá el fútbol, pero ya se está trabajando para que la pelota vuelva a girar en la Argentina. Es por eso que los dirigentes trabajan diariamente para elaborar un plan que sirva para mantener las normas de higiene necesarias para evitar un posible contagio. Todo esto se baraja mientras la pandemia de coronavirus sigue su curso, y el tan mencionado “pico de contagios” todavía no llegó y no se sabe cuándo ocurrirá.

Más allá de esto, los especialistas son fuente de consulta constante para poder llegar a una conclusión. En este caso, el infectólogo Pedro Cahn, presidente de la Fundación Huesped y miembro del equipo de consejeros de Alberto Fernández se refirió a cómo puede darse la vuelta del fútbol argentino. Metiéndose en la fecha en sí, no pudo dar un dato preciso, aunque sí sentenció que demorará mucho más que otras actividades.

“Probablemente se liberen más actividades a partir del 10 de mayo, pero el fútbol, como los teatros y los cines, va a demorar más en volver. Hay que tener paciencia y hacer caso a las indicaciones”, explicó. Más allá de esto, el especialista se enfocó en las normas que habrá que seguir para que la pelota vuelva a girar. Es por eso que sentenció que dos actividades claves en el desarrollo del fútbol probablemente desaparezcan.

La clave de la vuelta es el cómo y no el cuándo. Creo que se van a terminar las concentraciones y los vestuarios. Los futbolistas tendrán que ir en sus autos y ya vestidos con la ropa deportiva, para no usar los vestuarios“, aseguró. Esto quiere decir que los futbolistas deberán encontrarse en el estadio minutos antes de cada encuentro y ya listos para salir al campo de juego. Esto significa un serio problema logístico para los entrenadores.

Si bien esto todavía no fue confirmado, ya es una idea que se está evaluando seriamente. Se cree que los clásicos vestuarios no podrán ser utilizados. Para esto se buscará un sitio más amplio para que los jugadores puedan cambiarse. No obstante, no todas las instituciones cuentan con infraestructura para realizarlo. Con las palabras de Pedro Cahn, puede empezar a anticiparse un problema importante a futuro.

Compartir en: