En Ferrari saben que el año terminará con un desequilibrio económico

En Maranello ya saben que el final del año será muy complicado económicamente.

El año 2020 quedará en la historia como uno de los peores de la historia del mundo. La Fórmula 1 no escapa a esta situación y también recordará esta temporada como una de las más traumáticas y complicadas. La idea inicial de cumplir un campeonato de 22 fechas se rompió inmediatamente con la pandemia del Covi-19 que afecta al planeta. Esto no solo deriva en complicaciones organizativas para Liberty Media, sino también para serios problemas financieros como los que tendrá Ferrari.

Todo cambió a partir de la pandemia de Coronavirus que azota al mundo y ha determinado un nuevo mapa de trabajo para la mayor categoría del automovilismo en el planeta. Lógicamente el sueño de 22 fechas sufrió una importante variación con el avance del virus Covid-19 y a partir de allí hubo que empezar a trabajar en el armado de una calendario de emergencia. La propuesta de un campeonato de entre 15 y 18 citas parece ser la única alternativa posible en función de los circuitos y el tiempo lógico para cumplir con los compromisos.

Este presente abre una gran incertidumbre. Algunos equipos miran el futuro con una gran preocupación. Desde Ferrari ya confirmaron que a final de la temporada 2020 los números estarán en rojo y las finanzas no darán los resultados proyectados en un inicio. La competencias sin público y las limitaciones propuestas por esta pandemia atentarán contra la economía de equipo de Maranello. Louis Camilleri, director ejecutivo de Ferrari, sostiene que este será un revés importante para la escudería italiana más allá de entender completamente la situación.

“La F1 es, sin duda, el activo que más va a lastrar nuestra cuenta de resultados en 2020, predecir cual será su impacto porque no sabemos que es lo que se podrá hacer este año. Es un gran golpe a los ingresos. Las buenas noticias es que esperamos que sea sólo un gran golpe a los ingresos de este año”, comenta Louis Camilleri quien brinda un panorama poco alentador con la ventaja de saber con mucho tiempo de anticipación que será así.

“La F1 tenía un calendario previsto de 22 carreras. La FIA y el Grupo de la F1 intentan salvar un calendario de 18 Grandes Premios, pero muchos de ellos sin espectadores. Esto implica una drástica reducción de los ingresos generados por los derechos comerciales y por la contribución de los patrocinadores, que son nuestras dos principales fuentes de ingresos de la F1″ concluye el directivo de Maranello. Sin dudas será la realidad de varios equipos de la F1.

Compartir en: