La FIA confiada en poder ser los primeros en arrancar los eventos internacionales

El principal responsable del área médica del ente rector esta confiado en poder iniciar el calendario 2020 con los protocolos correspondientes.

Gerard Saillant es el Director del Departamento Médico de la FIA, Federación Internacional del Automovilismo y ha explicado los motivos por los que considera que las condiciones sobre la pandemia de Covid-19 ha cambiado y eso podría permitirle a la Fórmula 1 disputar una competencia sin el miedo de tener que suspender el evento si se llegará a comprobar un caso positivo de Coronavirus en algunas de las personas involucradas al evento. «La situación ha evolucionado desde Australia».

«Hemos proporcionado un dispositivo de respuesta rápida para confirmar el diagnóstico, aislar y evaluar a las personas que han estado en contacto con un caso positivo y para mí, el Gran Premio no se cancelaría. Es como si me dijeras que el metro está cerrado porque un viajero ha sido diagnosticado positivamente allí», detallo el médico cirujano de 75 años que tiene a su cargo el departamento médico de la FIA. Con este sistema podrían desarrollar una carrera sin el temor de tener que suspenderla por un caso positivo.

«La Fórmula 1 podría ser el primer evento deportivo internacional en arrancar de nuevo ya que Austria, que tiene previsto iniciar el campeonato en julio, tiene unas condiciones muy diferentes a otros países. Lo que sucederá en Austria puede ser diferente de lo que sucederá en Alemania o Hungría. Cada país tiene reglas diferentes, y la situación del circuito, de los hoteles, también influirá en esta regla de confinamiento. Si la pista está en el campo, las cosas son diferentes de lo que sucede en una ciudad» asegura Gerard Saillant.

El Director del área médica de a FIA, también sostiene que existen diferencias entre las metodologías que utilizan los países en sus sistemas de salud. «Singapur es completamente distinto en su organización médica y podría obligar a aislar todo el ‘paddock’ quince días antes de que podamos acceder a la pista, pero Austria, es diferente y podría hacer algo en el paddock aún más seguro» confirma Saillant quien tiene en claro que la parte más difícil de esta situación estaría controlada.

Aunque este panorama es alentador Gerard también advierte que apuesta por test preventivo y el control de temperatura de las personas en las competencias. «Hay que tomar precauciones que permitirían entre 1.000 y 2.000 personas dentro del circuito, para quienes se tomarán un máximo de medidas. Y si abandonan el circuito, de acuerdo con reglas muy estrictas mismo autobús, mismo lugar, mismo hotel, repetiremos las pruebas a un ritmo que aún debe definir las autoridades locales y la OMS Organización Mundial de la Salud» concluyó el médico cirujano. 

Compartir en: