Acuerdo histórico entre AFA y Agremiados: ¿Qué cambia en el fútbol?

La AFA y Agremiados acordaron cambiar la modalidad de contrataciones de jugadores y la posibilidad de jugar partidos en el verano debido al coronavirus.

En las últimas semanas, la AFA y Futbolistas Argentinos Agremiados se cruzaron en un conflicto tenso por la suspensión de los campeonatos y los efectos en el trabajo y la economía de los jugadores de fútbol. Ante la incertidumbre que generaba la falta de competencias y la finalización de los contratos de los futbolistas, AFA y Agremiados llegaron a un acuerdo que estipula beneficios para los jugadores y abre el abanico de fechas para el retorno del fútbol.

Acuerdo AFA-Agremiados

La AFA y el gremio firmaron un acuerdo que establece dos cláusulas de carácter excepcional en el marco de la pandemia de coronavirus. Por un lado, se brinda una solución a la preocupación de los futbolistas por su futuro laboral en el corto plazo: los contratos que finalizan el 30 de junio podrán prorrogarse por seis meses. Pero no es acuerdo colectivo; cada club tendrá que negociar y llegar a un arreglo con los jugadores que quedan en libertad de acción.

Cambios en la modalidad de contratación

“La situación motivada por la pandemia de Covid-19, sumado al cambio de calendario para las próximas temporadas, justifican la adopción de esta modalidad contractual excepcional, que redunda en beneficios de ambas partes de la relación laboral”, reza la cláusula del acuerdo en materia de contratos. Así, los 2 mil jugadores que finalizan sus contratos en junio pueden negociar su continuidad y garantizar la fuente laboral. Asimismo, los clubes no se ven atados al acortarse los plazos de los vínculos.

¿Fútbol en enero?

Por otro lado, Agremiados dio el aval para que se pueda jugar al fútbol en enero. “En caso de ser necesario para terminar las competencias futbolísticas que puedan desarrollarse en la segunda mitad de 2020, se habilitará el receso veraniego, a fin de que se disputen las eventuales fechas pendientes”, dice la segunda cláusula del acuerdo. De esta forma, el gremio habilita la posibilidad de suspender las vacaciones para que se pueda jugar al fútbol durante el verano.

Estos acuerdos entre AFA y Agremiados vienen a poner orden en un escenario de mucha incertidumbre para los futbolistas argentinos. Los jugadores temían por la chance de que se liberaran masivamente los contratos ante la falta de fútbol y el cambio de calendarios. Con estas cláusulas presentadas por ambas instituciones, los jugadores y los clubes pueden trabajar en contrataciones y transferencias en condiciones más beneficiosas.

Compartir en: