El fatídico presagio tras la pandemia: "Muchos clubes van a quebrar"

Un dirigente del fútbol argentino no fue nada optimista con el futuro, y se enfocó en los clubes más desprotegidos.

La pandemia de coronavirus trajo serios problemas económicos además de las complicaciones de salud que puede generar del virus. Los clubes del fútbol argentino se vieron gravemente afectados, ya que por la falta de partidos no pueden recibir dinero por venta de entradas, y temen que muchos socios se den de baja. A esto se le suma la crisis preexistente que ya estaba en el país. Es por eso que varios dirigentes temen lo peor para el futuro.

Pablo Bianchini, Presidente de Platense, no se mostró para nada optimista con lo que puede pasar de acá a futuro. En diálogo con Radio La Red expresó todos sus temores y aseguró que varias instituciones pueden desaparecer. “Las deudas que se están generando hoy nos van a llevar a la quiebra si no actuamos rápido. Platense tiene 180 personas que cobran salarios. Los ingresos disminuyen y los egresos siguen siendo los mismos”, explicó.

Luego agregó: “Esta pandemia redujo actividades. En marzo perdimos el 65% y en abril el 80% de los servicios que nos ingresaban”, resaltó. En esta misma situación están la gran mayoría de los clubes, aunque los que se encuentran en categorías más chicas están más desprotegidos. Platense actualmente se encuentra en la Primera Nacional, que a diferencia de la Primera División, la AFA no dio por finalizada la temporada aunque no se sabe cuándo se reanudará.

Pensando en todos y no en lo individual. Bianchini hizo un pedido a la AFA y a los entes gubernamentales. “Muchos clubes van a quebrar o a quedar al borde de la quiebra. Hay que tomar decisiones para tratar de salvar a las instituciones. Un club que se va a la quiebra es una sociedad anónima que empieza a golpear la puerta”, aseguró. Hoy en día los clubes cumplen un rol fundamental ayudando a miles de familias, y es por eso que los dirigentes se oponen a que las instituciones pasen a ser comandadas por privados.

Por último, el dirigente remarcó la importancia de enfocarse en la subsistencia de los clubes. “Lo importante no es quién desciende, sino que los clubes sigan vivos. Es necesario preservar la integridad de los clubes. Es muy grave lo que está pasando desde lo económico. Si esto sigue así vamos a terminar jugando al fútbol entre los hinchas”, concluyó. Desde AFA empezaron ver distintas alternativas para ayudar a todas las instituciones en este momento tan duro.

Compartir en: